Economía

V Cumbre Unión Europea- México

El mandatario mexicano viajó el pasado domingo a la localidad de Santillana del Mar para reunirse con su homólogo español José Luis Rodríguez Zapatero.

Ambos presidentes abordaron el buen momento de las relaciones bilaterales y celebraron un acto simbólico de amistad entre los dos países con el intercambio de cuatro banderas de la guerra de la independencia del principios del siglo XIX entre México y España.

Calderón recibió ayer el premio del Foro de la Nueva Economía de España, correspondiente al año 2009. Durante su discurso, el mandatario insistió en la importancia de la batalla que libra su gobierno contra el narcotráfico y el crimen organizado.

Calderón afirmó que el gobierno mexicano cree en la ley. El mandatario mexicano dijo; “Hemos actuado, y seguiremos actuando en contra del crimen organizado en todo el país, y por eso hemos hecho un compromiso expreso, de palabra y de obra, precisamente, contra quienes amenazan la seguridad y la paz”.Calderón afirmó que el país sigue siendo un lugar atractivo para invertir. Recordó que España es el segundo socio comercial de México en Europa, con un intercambio de casi 4.950 millones de dólares durante 2009. Las inversiones españolas han superado los 34.940 millones de dólares en la última década.

Zapatero afirmó que las empresas españolas “desean participar en proyectos de privatización que está impulsando el gobierno mexicano”, especialmente en los sectores como el de las energías, las comunicaciones y el transporte.

Posteriormente ambos mandatarios se desplazaron a la vecina localidad de Comillas para participar en la V Cumbre Unión Europea-México.

A la V Cumbre acudieron también el presidente del Consejo Europeo, el belga Herman van Rompuy, y el presidente de la Comisión Europea, el portugués José Manuel Durao Barroso.

Los 27 socios europeos y México tienen previsto impulsar un plan ejecutivo de diálogo político, que permita a ambas partes compartir objetivos en foros multilaterales, como el Grupo de los 20.

Entre los objetivos de este encuentro se encuentran los de buscar consensos en materias claves de la agenda global como la reforma de las Naciones Unidas, la crisis alimentaria, el cambio climático y la lucha contra el terrorismo, el narcotráfico y el crimen organizado, uno de los principales caballos de batalla de la administración mexicana.

México es uno de dos países latinoamericanos que tienen rango de socios estratégicos de la Unión Europea. Las dos partes gozan de una excelente sintonía económica desde la entrada en vigor de los tratados de libre comercio UE-México del 2000, con flujos de intercambio comercial, entre importaciones y exportaciones, que rozaron los 40.000 millones de dólares en 2009.

Bruselas se ha consolidado como el segundo socio comercial y la segunda fuente de inversión extranjera en México, sólo por detrás de Estados Unidos en ambos casos.

En el período 1999-2009, los 27 países europeos invirtieron 77.639 millones de dólares en México, con un promedio anual de 7.500 millones de dólares, según el Banco de México. Esto suponen el 33,8% de la inversión extranjera directa que recibe el país norteamericano, triplica la inversión europea antes de la aprobación del TLC. 

Etiquetas: 0000000000000000