Finanzas

SGR, ICO y CERSA unen sus fuerzas en favor de la PYME valenciana

El convenio fue suscrito ayer en la sede de la Confederación de Organizaciones Empresariales de la Comunidad Valenciana, CIERVAL, por el Presidente del ICO, José Mª Ayala, la Directora General de la Pyme y Presidenta de CERSA, Estela Gallego y el Presidente de la SGR de la Comunitat Valenciana, José Roca, en presencia del Vicepresidente 2º del Consell y Conseller de Economía y Hacienda, Gerardo Camps y del Presidente de CIERVAL, Rafael Ferrando.

El endurecimiento actual en los criterios de aprobación crediticia por parte de las entidades financieras está provocando que muchos proyectos y empresas viables y sostenibles no puedan acceder a la financiación. Ante esta situación, ICO, SGR y CERSA unen sus esfuerzos para poner en marcha una nueva Línea de Financiación denominada “ICO-SGR”, aprovechando la estructura ya existente de la SGR de la Comunitat Valenciana.

Las solicitudes de las operaciones en esta Línea se remitirán directamente al ICO a través de su herramienta informática, conocida como “Facilitador Financiero”, que se encuentra en www.facilitadorfinanciero.es. El ICO procederá a su análisis y aprobación previa en su caso, trasladándose posteriormente a la SGR de la Comunitat Valenciana, quien decidirá sobre su aprobación definitiva.

Las operaciones serán avaladas al 100% por la SGR y se formalizarán con cargo a la Línea ICO-SGR que el ICO ha abierto en las entidades financieras que actualmente tienen suscrito convenio de colaboración con ICO y SGR. Por su parte SGR contará con el reafianzamiento del 50% de cada operación a través de CERSA, con fondos que el ICO le facilitará para esa finalidad.

Las  condiciones financieras para las empresas en las que se instrumentalizará esta nueva línea de colaboración son de Euribor más un diferencial del 2,5%, con una comisión de apertura compartida entre el ICO y la SGR del 0,5% y un coste de aval del 1% anual por parte de la SGR. Los importes a solicitar oscilarán entre 200.000 y 600.000 euros, con la excepción de las empresas con menos de un año de antigüedad, en cuyo caso el importe será de hasta 600.000 euros, sin  límite inferior. 

Serán objeto de financiación tanto inversiones como operaciones de circulante, estando los plazos en consonancia con el tipo de operación. Las operaciones de liquidez tendrán un plazo de amortización de 3 años, con un año de carencia incluido y las operaciones de inversión tendrán un plazo de amortización de 7 años, incluidos dos de carencia.

Etiquetas: 00000000