Opinión

Las empresas españolas se vuelcan en el auxilio de África

Juan-Royo-Abenia

Juan Royo Abenia
Economista.


Las empresas españolas conscientes de su responsabilidad como agentes económicos y sociales se han volcado en canalizar la ayuda que demanda África, tanto con aportaciones directas, como ejerciendo de líderes y canalizando la solidaridad de los ciudadanos.

Millones de personas en Somalia, Kenia, Etiopía y Djibouti están sufriendo una de las peores sequías en décadas. La población se ha visto obligada a abandonar sus tierras, lo que ha propiciado el drama de la desnutrición severa y el crecimiento vertiginoso de la mortandad en niños y también en adultos. En estos momentos cualquier ayuda para la zona es poca. De la mano de ONGs las empresas españolas se están volcando en luchar contra la hambruna en el Cuerno de África.

Telefónica está informando a clientes y empleados sobre la posibilidad de enviar un SMS con la palabra AFRICA al 28077. El coste del mensaje (1,2 euros) será destinado en su totalidad a Cruz Roja para dar respuesta humanitaria a la población. Cruz Roja Española se centra en la adquisición y distribución de productos alimentarios, materiales básicos para promocionar la salud (mosquiteras, pastillas potabilizadoras), artículos de emergencia (bidones de agua, toldos plásticos, kits de higiene, etc.), apoyo en la rehabilitación de puntos de agua, y el refuerzo logístico para el transporte, el almacenaje, distribución y seguimiento de las ayudas,…

Ibercaja doblará las aportaciones que hagan los ciudadanos en las cuentas de las entidades colaboradoras abiertas en Ibercaja, hasta 20.000 euros. La campaña de la caja de ahorros aragonesa colabora con Cruz Roja Española, Intermon Oxfam, Manos Unidas y UNICEF. Los fondos recaudados se destinarán a proporcionar alimentos nutricionales y complementos alimenticios, a la vacunación masiva, al suministro de agua potable y tratamiento de fuentes naturales y al establecimiento de espacios temporales educativos.

UNICEF y FedEx ya han repartido 91 toneladas de comida altamente nutritiva en Nairobi (Kenia) para los niños malnutridos. Para completar este esfuerzo humanitario a gran escala, FedEx envió un Boeing 777 a la región sirviéndose de su amplia experiencia y de la red de la compañía. Y no será el último, ya que la compañía tiene previsto enviar más. El objetivo es beneficiar a más de 6.000 niños malnutridos y a proporcionar comida nutritiva para 4.000 familias durante dos semanas. El Boeing 777 es el avión de última generación de carga de dos motores más grande del mundo. Son los más efectivos a la hora de enviar ayuda cuando se produce una catástrofe.

Juan Royo
Consejero Editorial de Moneda Única

Etiquetas: 0000000000