Finanzas

La banca española pierde más de 3.100 millones de euros en los nueve primeros meses del año

Durante los primeros nueve meses del año, Bankia ha registrado pérdidas superiores a 7.000 millones de euros, lo que ha provcado que el conjunto de la gran banca española registre unas pérdidas conjuntas de 3.169 millones de euros.

Las cuatro grandes entidades españolas (Banco Santander, BBVA, CaixaBank y Banco Popular) han ganado hasta septiembre 3.884 millones de euros, lo que supone un 61% menos que los casi 10.000 millones de beneficio neto registrado el año anterior.

Esta reducción del beneficio en las cuatro grandes entidades españolas se deben a las importantes provisiones que han tenido que hacer para cumplir con los requisitos aprobados por el Gobierno para sanear la exposición del sector financiero al mercado inmobiliario.

En concreto, el principal grupo español, el Santander, anunció la semana pasada un beneficio neto de 1.804 millones de euros hasta septiembre, un 66% menos que un año antes. Y ello, después de cubrir el 90% de los requerimientos de las normativas sobre riesgos inmobiliarios aprobadas por el Gobierno.El banco prevé haber cubierto el 100% de las exigencias de los Real Decreto-ley de febrero y mayo, a finales de este año.

El beneficio del BBVA ha alcanzado los 1.656 millones de euros hasta septiembre, un 47,3% menos, tras dotar 2.869 millones de euros. De esta manera, el banco ya ha cubierto dos tercios de las provisiones exigidas.

Por su parte, CaixaBank ha ganado 173 millones de euros hasta septiembre (casi un 80% menos que en 2011) y ello también, como consecuencia de realizar saneamientos por importe de 8.374 millones, en cumplimiento de las dos reformas financieras del Ejecutivo.

CaixaBank, que ha completado en el tercer trimestre la fusión por absorción de Banca Cívica, tiene ya cubiertas el 78% de las exigencias del Ejecutivo para sanear su exposición al sector inmobiliario.

El Banco Popular también ha visto reducido su beneficio como consecuencia de las dotaciones hechas. Entre enero y septiembre, la entidad obtuvo un beneficio neto de 251,1 millones de euros, lo que supone un 37,8% menos que los 404 millones registrados un año antes, después de destinar 3.869 millones a provisiones (991 millones, para dotación de créditos, 278 millones para cubrir inmuebles y otros 2.600 millones, para requerimientos de saneamiento de los reales decretos sobre el sector inmobiliario).

Por último,  Bankia anunciaba la semana pasada unas pérdidas de 7.053 millones de euros en los nueve primeros meses del año, frente a los 295 millones que ganó en el mismo período de 2011. Estas pérdidas se registran después de destinar 11.485 millones de euros a dotaciones, con lo que cubre más del 75% del saneamiento inmobiliario que exige el Gobierno.

Etiquetas: 0000000