Formación

La internacionalización, una apuesta estratégica de las empresas españolas para el crecimiento

Su Majestad el Rey D. Juan Carlos ha clausurado la III Cumbre de Internacionalización y ha querido mostrar el apoyo de la Corona a las empresas españolas en su proceso de internacionalización. La jornada, organizada por la Cámara de Comercio de España, el Foro de Marcas Renombradas Españolas, el Club de Exportadores e Inversores Españoles y la Asociación Española de Directivos, ha contado con más de 300 asistentes. Todas las intervenciones apuntan a que la internacionalización es una necesidad estructural para las empresas más allá del ciclo económico.

Su Majestad el Rey D. Juan Carlos ha clausurado esta mañana la III Cumbre de Internacionalización organizada por el Comité Empresarial y de Directivos para la Internacionalización, CEDI (formado por la Cámara de Comercio de España, el Foro de Marcas Renombradas Españolas, el Club de Exportadores e Inversores Españoles y la Asociación Española de Directivos) para analizar la internacionalización como apuesta estratégica en el crecimiento de las empresas españolas y, con ello, de nuestra economía. El Rey, que ha recibido el agradecimiento de todos los presentes por su labor de apoyo en el exterior a las empresas españolas, ha querido felicitarlas por los resultados “tan positivos” obtenidos en los últimos años en su proceso de internacionalización. “Las empresas seguís siendo el motor de la transformación que está viviendo la economía española en su modelo de crecimiento”, ha añadido. También ha destacado el papel de las grandes compañías como impulsoras de la internacionalización las pymes, a las que ha definido como sus “mejores aliados” en los mercados exteriores. La jornada, a la que han asistido más de 300 representantes del mundo empresarial y de la Administración, ha sido inaugurada por la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, que se ha mostrado convencida de que la apertura a los mercados internacionales “debe ser, y es, un proceso irreversible” y ha destacado que España exporta el 34% de su PIB y es el undécimo país inversor en el mundo. Por otro lado, ha asegurado que la internacionalización constituye “una política de Estado y un objetivo de país” y ha añadido que la Administración pública debe contribuir a aumentar la base exportadora y ayudar a las pymes a ganar tamaño y a obtener información de mercados exteriores. El secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz, que ha acompañado a Su Majestad el Rey durante la clausura, ha resaltado que España ha sido el único país que ha logrado incrementar en diez puntos sus exportaciones de bienes y servicios en un plazo de cinco años. En su opinión, España debe aspirar en el medio plazo a exportar el 40% de su PIB, con una base exportadora de 200.000 empresas y un total de 70.000 exportadores regulares.

La diversificación geográfica de las ventas al exterior y el incremento de tamaño de las empresas son dos de los desafíos en los que el sector exterior español debe incidir, según el secretario de Estado de Comercio. La III Cumbre de Internacionalización también ha contado con la participación de Josep Piqué, vicepresidente y consejero delegado de OHL, y Antonio Brufau, presidente de Repsol. Josep Piqué ha calificado como una “necesidad estratégica” el hecho de que las empresas se abran a los mercados exteriores. En su opinión, la internacionalización de las compañías españolas ha sido “coherente” con los focos de la política exterior de nuestro país, y ahora es el momento de reorientarla hacia Asia-Pacífico y hacia África, continente que ha calificado como la próxima “gran sorpresa” del siglo XXI. Por su parte, el presidente de Repsol ha afirmado que la internacionalización “es un camino para llegar a la globalización” y ha declarado que la complejidad del mundo actual obliga a las empresas a adaptarse a las nuevas circunstancias de los mercados internacionales. Para Brufau, una compañía global debe tener una gestión internacional desde una óptica local, establecer alianzas para compartir oportunidades de negocio, e interpretar y gestionar lo que demanda la sociedad, sin descuidar la generación y atracción de talento. Durante la III Cumbre de Internacionalización, además de presentar los resultados de la encuesta sobre el Estado de la internacionalización de la empresa española realizada por Millward Brown, se han celebrado dos mesas redondas en las que se ha debatido sobre los “retos para la internacionalización de las pymes y empresas de tamaño intermedio” y las “grandes empresas internacionalizadas”. En la primera, moderada por Pedro Morera, director de Negocio Internacional del Banco Santander, Antonio Bonet, presidente de ACE International Consultants, ha afirmado que los presupuestos destinados a la internacionalización se han reducido notablemente y que la Administración pública debería conocer y apoyar los planes estratégicos de cada empresa. Para Luis Sanz, director de Administración y Expansión Internacional de GAES, la internacionalización es un proceso a largo plazo y ha declarado que la marca España ha contribuido al éxito de la estrategia de Gaes en el exterior. Por último, Aquilino Antuña, director general de Quantis, ha señalado las dificultades de financiación que ha encontrado su empresa en el desarrollo internacional y ha reclamado un apoyo más efectivo al sector exterior por parte de las instituciones públicas. La segunda mesa ha estado moderada por Antonio Hernández, socio de Estrategia Energética e Internacional en KPMG. Tanto Josep Pont, consejero delegado de Borges, como Ignacio Sierra, director general corporativo del Grupo Cortefiel, han defendido el Acuerdo Transatlántico para el Comercio y la Inversión (TTIP) entre la Unión Europea y Estados Unidos por la oportunidad que implica la apertura del mercado estadounidense y el abaratamiento de costes que supondrá la homologación de estándares. Por su parte, Jerome Sicard, manager España/Italia de MarkMonitor, ha destacado la importancia de Internet como escaparate de las empresas, no solo para vender sus productos, sino también para comunicar y crear relaciones con sus clientes de todo el mundo. El director de Desarrollo Corporativo del Grupo Iberdrola, Pedro Azagra ha expuesto el proceso de internacionalización, a base de adquisiciones, que ha permitido a su compañía convertirse en una de las energéticas líderes en el mundo. Al comienzo de la jornada, Balbino Prieto, presidente del Club de Exportadores e Inversores Españoles, ha reivindicado la importancia del sector exterior como motor de crecimiento económico y fuente de empleo estable y de calidad. España, ha recordado, ingresó el año pasado 240.000 millones por la exportación de mercancías y más de 100.000 millones por la exportación de servicios, lo que convierte a España en “la segunda gran potencia exportadora de la Unión Europea”. A su juicio, la internacionalización debe convertirse en una “política de Estado”, de tal manera que todas las Administraciones públicas trabajen coordinadas para apoyar al sector. En las conclusiones de la Cumbre, el presidente de la Asociación Española de Directivos, Pau Herrera, ha señalado que España dispone de “profesionales de la gestión empresarial de primer nivel a escala internacional” y que es necesario que cuente con “empresas fuertes” que garanticen su prosperidad.

Entre los retos planteados para el futuro del sector exterior, ha mencionado las oportunidades que ofrece África como un mercado en el que nuestro país debe reforzar su presencia empresarial e institucional. También en el cierre, el presidente de la Cámara de Comercio de España y del Foro de Marcas Renombradas Españolas, José Luis Bonet, ha destacado que, a diferencia de otros países de su entorno, España ha sido capaz de mantener casi inalterada su cuota de mercado en el comercio mundial y ha animado a las empresas españolas a seguir perseverando en su estrategia de internacionalización ofreciendo un mayor valor añadido en sus productos y servicios. La III Cumbre de Internacionalización ha sido patrocinada por DHL, KPMG, MarkMonitor, Banco Santander y Millward Brown. El Comité Empresarial y de Directivos para la Internacionalización (CEDI) está formado por la Cámara de Comercio de España, el Club de Exportadores e Inversores Españoles, el Foro de Marcas Renombradas Españolas y la Asociación Española de Directivos. Su objetivos son: 1. Analizar y difundir los problemas que afectan a la internacionalización y la competitividad de la empresa española, promoviendo medidas específicas que favorezcan la expansión internacional del tejido empresarial español. 2. Colaborar con las administraciones públicas competentes en el desarrollo de las medidas propuestas. 3. Organizar Cumbres de Internacionalización y cualquier otra iniciativa que sirva para divulgar los beneficios de la internacionalización para la economía española y en los que se propongan iniciativas y propuestas prácticas. La de este año es la III Cumbre de Internacionalización, tras las celebradas en los años 2009 y 2012.

Etiquetas: 0