Opinión

La Inversión Extranjera como motor del crecimiento económico en China

Opinión-Garrigues

Manuel Torres
Socio director Garrigues* Shanghai


La segunda transición del “Made in China” al “Created in China”

La importancia de la economía China en la actualidad es incuestionable, pues en treinta años logró posicionarse como caso paradigmático de expansión y crecimiento como la segunda economía mundial. No obstante, China es todavía en muchos aspectos una economía emergente o en vías de desarrollo, que se pone de manifiesto en los grandes desequilibrios sociales. A mayor abundamiento, el propio sistema político, añade notas de características únicas a la hora de abordar la Inversión Extranjera Directa.

El crecimiento económico de China se ha basado en la atracción de inversión extranjera directa FDI (foreign direct investment)  convirtiéndola en la gran fábrica del mundo. Ello ha provocado un gran incremento en las exportaciones, con las cuales se han obtenido una acumulación de divisas necesarias para invertir en el exterior y así conseguir los recursos necesarios para mantener el crecimiento.

Actualmente, según los últimos datos publicados por el MOFCOM, el consumo está superando a las exportaciones como factor fundamental. Este modelo siempre se entendió como una fase inicial para atraer divisas y para hacer transferencia de tecnología y del know how necesario para un desarrollo acelerado. De este modo, se haría la transición desde una producción intensiva en manufacturas, o el conocido “Made in China”, hacia una economía fuerte en innovación, traducido al “Created in China”.

Por ello el anuncio de que el gobierno de Xi Jinping y Li Keqiang implementaría reformas tan importantes como las que en su día adoptó Deng Xiaoping, con el fin de mantener un crecimiento sostenido no ha sido ninguna sorpresa,  abandonando la línea del continuismo económico. La determinación de llevarlas a cabo deja entrever que su aparato económico tiene la firmeza necesaria para evolucionar, a la vez que su puesta en marcha es un ejemplo de adaptabilidad, con el propósito de mantener a su país en la senda de un desarrollo sostenido sobre el 7%.

Estas reformas que pretenden construir su crecimiento económico en un modelo basado en el sector servicios, mayor valor añadido a sus productos y respetuosa con el medio ambiente, sigue necesitando, no obstante,  de la inversión extranjera.

Para impulsar esta inversión, se han publicado en los últimos meses diferentes normas las cuales pasamos a desarrollar a continuación.

1.-    Nuevo Catálogo de Inversiones Extranjeras.
2.-    Promoción de Zonas de Libre Comercio. Lista negativa.
3.-    Borrador de la Ley de Inversiones Extranjeras.
4.-    Flexibilización de los requisitos de Control de Cambios.
5.-    Reformas fiscales y renegociación Convenios de Doble imposición.

A estas, vamos a referirnos a continuación.

1.- Nuevo Catálogo de Inversiones

El Catálogo es un documento de gran importancia para el inversor extranjero a fin de conocer si la actividad o inversión que pretende desarrollar en China está permitida por el Gobierno o prohibida, o si por el contrario está restringida o incluso incentivada. Este documento emana directamente del Plan Quinquenal elaborado por el Gobierno de Beijing, (actualmente nos encontramos con el XII que regula la actividad entre 2011 y 2015), y con el cual dirige la inversión extranjera hacia aquellos sectores en los que considera de mayor interés para su política económica.

Este documento se reforma cada cierto tiempo, ajustando la aplicación del plan quinquenal y la última reforma entró en vigor el 10 de abril de este año. Si tuviéramos que describir sus líneas maestras serían: impulso del sector servicios atrayendo la inversión a este sector, mayor valor añadido a la actividad fabril y más respetuosa con el medio ambiente. Corroborando la idea de que todo el cuerpo normativo está dirigido a los fines previamente establecidos.

En el citado documento se describen un lista de trescientas cuarenta y nueve inversiones incentivadas, treinta y ocho prohibidas y treinta y seis restringas. Excediendo del actual contenido del presente artículo, baste indicar que ya no es un actividad restringida el e-commerce, y que se ha abierto a la inversión extranjera la producción de té verde o la investigación I+D de transgénicos.

2.- Promoción de Zonas de Libre Comercio

Tras el éxito de la creación de la  Free Trade Zone de Shanghai el gobierno chino ha creado tres nuevas áreas. Además de la de Shanghái, que ha pasado de 28 kilómetros cuadrados a 120, el gobierno chino ha creado otras tres zonas en Tianjing, Guangdong y Fujian. La primera se centrará en el comercio con Taiwán; la segunda con Hong Kong y Macao. Fujian trabaja en un proyecto de servicios financieros y de logística para todo el país. Una de las principales características de estas zona para la inversión extranjera es que en ellas no rige el Catalogo de inversiones anteriormente comentado, sino que se rige por un sistema denominado “Negative list”. Básicamente supone que todas aquellas actividades que no se encuentren  en esta lista, no necesitan pasar por la aprobación por parte del Ministerio de Comercio (MOFCOM) y pueden registrarse directamente ante la administración de Industria y Comercio (Administrtion Industry and Commerce AIC).

3.- Borrador de la Nueva Ley de Inversión Extranjera

El pasado 19 de enero el Mofcom publicó  para comentario y enmiendas el borrador de la Ley de Inversión Extranjera. Esta norma tiene como finalidad unificar el marco legal de inversión, manteniendo la uniformidad con la ley de sociedad de empresas domésticas con el objetivo de simplificar el proceso de aprobación y ofrecer un tratamiento “doméstico” a la sociedad de inversión extranjera (foreign direct investemt FIE). El principal efecto cuando entre en vigor, cuya fecha aún no se conoce, es derogar el actual cuerpo normativo de inversión extranjera que está compuesto por las siguientes normas; The SinoForeign Cooperative Joint Venture law, the Sino Foreign Equity Joint Venture law y The Wholly Foreign owned Enterprises law.

La pretensión de tener un marco regulatorio uniforme para todas las sociedades, independientemente de su inversor, suena bien, pero debemos revisar un poco más en detalle la citada norma. En principio para la constitución de estos nuevos vehículos de inversión estará en vigor el modelo de lista negativa, derogándose el actual del catálogo para aquellas constituciones fuera de las Zonas de libre Comercio creadas. En segundo lugar estas sociedad domésticas se consideran como inversión extranjera si éste actúa como titular de facto, directa o indirectamente de más del 50% de acciones, participaciones o dispone de poder de voto o control en dicha sociedad.

Se instaura un nuevo sistema de información “reporting” de las actividades llevadas a cabo por la compañía y en todo caso, estará sometido al control de la nueva Ley de Seguridad Nacional lo cual está introduciendo un elemento de incertidumbre que es muy recomendable que cuando el borrador se convierta en derecho positivo debería resolver.

Son innumerables los cambios que esta ley prevé, sírvase indicar a modo de ejemplo que en las actuales Equity Joint Venture el reparto de dividendos se realiza conforme a la participación en su capital social, si bien con la nueva norma quedará a criterio de la junta de accionistas  que pasará a ser el órgano superior de toma de decisiones.

4.- Flexibilización de Requisitos de control de cambios

El flujo de capitales está sometido a un control por parte del gobierno de Beijing, siendo el organismo encargado de este control el SAFE (State Administration Foreign Exhange).

Los últimos cambios introducidos, fundamentalmente por las Circulares 13 y 19 que entraron en vigor el uno de junio de este año han supuesto un a flexibilización en los requisitos administrativos para el movimiento de capitales. Así el sistema de doble registro de la transacción SAFE/entidad financiera, queda ahora en manos de estas últimas (siempre y cuando consigan la cualificación por parte de la administración).

Igualmente la reforma ha afectado a la disposición de esos fondos, atisbándose una ligera libertad una vez que los citados fondos se hayan desembolsado en las cuentas de capital de la sociedad. Se permite, con ciertas restricciones, adquisiciones de títulos valores, concesión de entrustmnet loan, compra de activos inmobiliarios, etc.

5.- Reformas fiscales y renegociación de Convenios de Doble imposición

Las últimas reformas (Circular 109) han mejorado el tratamiento fiscal en el impuesto de sociedades para operaciones de M&A, y se han reducido las condiciones para disfrutar del Régimen Fiscal Especial.

En los últimos años China ha llevado a cabo una revisión de los convenios con sus principales socios a fin de hacer más atractiva la inversión en donde se refleja un nuevo tratamiento a la repatriación de dividendos (bajando del 10% al 5%) a los cánones intereses y plusvalías y estableciendo reglas más claras para los EP.

En las cuatro Zonas de Libre Comercio (Shanghai, Guangdong, Tianjin y Fujian) se ha establecido un registro “on line” sin aprobación, existe mayor comodidad de los trámites para la declaración de impuestos.

Por último se espera que a finales de este año el IVA sustituya al Business Tax.

Todas las reformas hasta aquí expuestas, manifiestan la determinación del gobierno de Beijing de seguir apostando por la inversión extranjera, como impulsor de su nuevo modelo de crecimiento económico. Su éxito o no, será una cuestión que el tiempo nos dirá.

 

Manuel Torres
Socio director Garrigues* Shanghai
* GARRIGUES es miembro-fundador de la red global de despachos fiscalistas independientes TAXAND

Etiquetas: 000