Economía

Propuestas para impulsar la internacionalización de las empresas españolas

El Club de Exportadores e Inversores Españoles reclama que en la próxima legislatura la internacionalización de la economía se convierta en una política de Estado y que se garantice la competitividad de las empresas españolas con respecto a sus homólogas europeas. El presidente del Club de Exportadores e Inversores, Balbino Prieto, y varios miembros de la Junta Directiva han presentado esta mañana una serie de propuestas que aúnan la opinión del sector exterior para impulsar la internacionalización de la economía española durante los próximos cuatro años.

Para incrementar la competitividad de las empresas españolas, el Club considera indispensable aumentar el tamaño medio de las pymes e incrementar la inversión en I+D+I a través de políticas fiscales, financieras y de otro tipo. En cuanto a la política fiscal, se propone incorporar la deducibilidad de la renta negativa de establecimientos permanentes en el extranjero o de participación de UTE en otro país, así como la admisión de las facturas emitidas en el exterior que cumplan con los requisitos del lugar de emisión. Además, el Club cree que es necesario simplificar la exención por trabajos realizados fuera de España y el tratamiento de los ingresos de los expatriados temporales. Por lo que se refiere a los instrumentos financieros de apoyo a la internacionalización, el Club reclama a la Administración pública unos objetivos más ambiciosos y unos mecanismos de uso más ágiles. Propone también que las empresas españolas participen en la ejecución de proyectos de cooperación financiados por España, al igual que ocurre en otros países de nuestro entorno.

Por otro lado, se sugiere estudiar la creación de una institución financiera pública que gestione conjuntamente los fondos existentes para la internacionalización y la cooperación, y que podría facilitar a las pymes financiación, prefinanciación y garantías. Desde el punto de vista de la diplomacia económica, se defiende la elaboración de un libro blanco sobre la política económica y comercial exterior, en la que han de estar involucradas todas las autoridades económicas del Estado. En ese libro se debe desarrollar un plan de acción con una visión y unos objetivos concretos y que esté dotado de los recursos económicos necesarios para su consecución. Entre otras medidas relativas a la diplomacia económica, el Club propone reforzar oficinas económicas y comerciales y abrir otras nuevas en regiones con un alto potencial de desarrollo económico y donde la presencia española es reducida, como por ejemplo el África subsahariana. Según el Club, en el área de promoción e información, es necesario aumentar la dotación presupuestaria del ICEX, potenciar la generación de inteligencia comercial para empresas de tamaño mediano y grande, promover la movilidad internacional de los jóvenes licenciados españoles, y aportar por la formación para mejorar la innovación y la gestión de marcas y adoptar nuevas técnicas en negocios internacionales.

 

Etiquetas: 0