Cofundador y Director General Adjunto de BQ.

“La innovación y la investigación son imprescindibles para que una empresa se mantenga en el mercado”

¿Cómo definiría la situación de las empresas en el sector tecnológico español?

El sector tecnológico español evoluciona positivamente. Sin embargo, aún queda mucho por hacer, pues la mayor parte de las empresas tecnológicas, tanto españolas como europeas, se dedican única y exclusivamente al software. Es decir, no existe apenas tejido empresarial en áreas como el diseño industrial o el hardware. Esto se debe a que las últimas generaciones han crecido dominando la herramienta que permite hacer software, que es el ordenador. Sin embargo, en general no estamos familiarizados con aquellas herramientas que nos permiten diseñar y construir productos tecnológicos, y que nos permitirían iniciarnos en estas dos áreas desde pequeños.

Por eso, desde BQ facilitamos estas herramientas, que son las impresoras 3D y la robótica educativa, para que los niños de hoy crezcan y jueguen con ellas, las exploren y las dominen. Solo así, a medio y largo plazo, podremos disponer de un tejido empresarial tecnológico sólido.

¿Cuáles cree usted que son los factores que definen la competitividad de una empresa y en qué medida están relacionados con la I+D+i?

Pensamos que para que una empresa sea competitiva debe ofrecer productos que cubran las necesidades de las personas al mismo tiempo que les aportan valor. La tecnología evoluciona a pasos agigantados y es imprescindible que las empresas cuenten con buenos equipos de I+D+i para no quedarse atrás. En BQ disponemos de un Departamento de Innovación dedicado en exclusiva a la investigación que estudia y prueba nuevas tecnologías y materiales. Tenemos muy claro que la innovación y la investigación son imprescindibles para que una empresa se mantenga en el mercado.

¿Cuál es la apuesta de internacionalización de BQ?

Poco a poco vamos teniendo presencia en más países. Con la división de dispositivos multimedia estamos ya presentes en España, en Portugal desde 2011 y en Francia y Alemania desde finales de 2014. Este año hemos llegado también a Italia, Reino Unido, Suecia, Austria y Rusia. Por otro lado, nuestros productos de impresión 3D y robótica educativa están ya disponibles en más de 50 países.

¿Qué define a BQ en comparación con otras empresas del mismo sector?

En BQ nos esforzamos por ofrecer productos de calidad a precios asequibles. Actualmente estamos centrando nuestros esfuerzos en la educación tecnológica. Queremos acercar la tecnología a las personas y conseguir que la sociedad pierda el miedo a crearla. Porque consideramos que la tecnología es una herramienta y que entenderla y dominarla permite a las personas crear sistemas y productos que faciliten y mejoren sus vidas.

BQ entró el año pasado a formar parte del programa Cre100do. ¿Qué es lo que destacaría de este programa y cómo cree que ha favorecido el crecimiento de BQ?

Este programa fomenta el crecimiento del tejido empresarial español, ayudando a las empresas a adaptar su estructura interna al cambio y a elaborar sus estrategias de internacionalización.

Desde BQ agradecemos que hayan contado con nosotros, pues consideramos que es muy enriquecedor el networking que se ha generado, al rodearte de compañías y de empresarios que te dan confianza y con los que puedes compartir puntos de vista y aprender.

Etiquetas: 00000