Leonor Vargas
Directora Financiera de la Fundación de Estudios Bursátiles.

Agosto ha sido mas tranquilo de lo habitual y con un volumen de negocio menor que en otras épocas estivales. La escasez de actividad, en un mes tradicionalmente volátil, ha llevado al mercado a un estado de calma chicha. El Ibex 35 cerró en los 8.716,80 puntos con una revalorización del 1,5% respecto al mes anterior, sin conseguir alcanzar la resistencia previa al Brexit.

Muchos son los frentes que siguen abiertos, dudas sobre la efectividad de las políticas de estímulos de los Bancos Centrales, la posible subida de los tipos de interés en EEUU, el bajo precio del petróleo o los diferentes riesgos políticos en diversos países como EEUU, Italia o la propia España.

La banca también ha sido protagonista durante el verano, y los resultados de los test de estrés han traído de cabeza al sector, hecho que se ha reflejado directamente en los mercados. Entornos con tipos de interés cero y escasa rentabilidad son los retos que el sector tiene por delante.

En EEUU los datos de inventarios de energía fueron mejor de lo previsto y el PMI de Chicago bajó 4,3 puntos hasta los 51,5. Muchos inversores esperaban el informe de empleo que aparentemente podría dar pistas sobre la actuación de la Reserva Federal en los próximos meses, finalmente el dato fue mas débil de lo previsto.

El mensaje de la presidenta de la FED, dejó entrever la posibilidad de una subida de los tipos de interés antes de final de año. Además, de la posibilidad cada vez mayor de un repunte del precio del dinero de cara a principios de otoño.

En el ámbito empresarial, Amazon lanzará en septiembre música en streaming para competir directamente con Spotify y Apple Music, y el gigante tecnológico tiene previsto cobrar 9,99 dólares al mes a cada usuario.

En Europa, la tasa de inflación interanual de la zona euro se situó en agosto en el 0,2%, en línea con el dato del mes anterior, según la primera estimación realizada por la oficina comunitaria de estadística, Eurostat. La mayor contribución al alza correspondió a los alimentos, el alcohol y el tabaco, con una subida del 1,3%, frente al 1,4% de julio, mientras los servicios se encarecieron un 1,1% interanual, una décima menos que el mes anterior.

Los precios de la producción industrial aumentaron un 0,1% durante julio con respecto a junio, tanto en la Unión Europea (UE) como en la eurozona, según datos de Eurostat.

En nuestro país, el anquilosamiento de la falta de Gobierno está paralizando muchas de las inversiones y la marcha económica del país. Hecho que ya empieza a resultar muy preocupante.

El Banco de España ha publicado un superávit de la balanza por cuenta corriente en el primer semestre y el INE publicó un incremento del 7,7% anual, de incremento en el dato de pernoctaciones realizadas en alojamientos turísticos. Sin embargo, mal dato fue el del paro que rompió la racha de cinco meses de mejorías para repuntar  en el último mes veraniego coincidiendo con el final de la temporada alta de turismo.

En materia de operaciones corporativas, Qatar Airways ha ampliado hasta el 20,01% su participación en IAG, propietario de las aerolíneas Iberia, Vueling y British Airways. Además,  la CNMV aprobó la fusión entre la socimi Merlin Properties y Metrovacesa, operación que dará lugar a la mayor inmobiliaria española y una de las más grandes de Europa.

Las socimis siguen siendo las grandes protagonistas de las salidas bursátiles en el mercado español, de hecho cuatro nuevas están listas para saltar al parquet este otoño.

En el ámbito empresarial, CAF ha conseguido un contrato marco de 12 años para suministrar 43 unidades para el metro en Bruselas.

Las cadenas de televisión han vivido un buen verano, tanto Atresmedia como Mediaset se encuentran entre los valores más alcistas del mercado, consiguiendo una revalorización de 10,30% y 4,21% respectivamente.

Y Meliá Hotels International formará parte del Ibex 35 en sustitución de FCC que salió el pasado mes de julio debido a la OPA lanzada por Carlos Slim.

En el mercado de materias primas, los inventarios de petróleo aumentaron en 2,27 millones de barriles frente a menos de un millón que esperaban los analistas. El barril Brent cerró en 47 dólares y el West Texas llegó a perder los 45 dólares /barril.

La incertidumbre sobre si habrá aumento de tipos de interés o no en EEUU debilitó la moneda americana, y el euro cerró en los 1,11 dólares.

Y en el mercado de deuda el bono español se situó en 1,013% y la prima de riesgo en los 108 puntos básicos.

Los inversores deberán estar muy atentos a los datos macroeconómicos que llegarán durante el mes de septiembre y a sectores como el de utilities y el financiero que podrían empezar a salir de su letargo. Veremos si finaliza este periodo de quietud de cara al próximo otoño.

Leonor Vargas
Directora Financiera de la Fundación de Estudios Bursátiles.

Etiquetas: 00