EconomíaMercados

El acuerdo comercial del Pacífico continúa adelante sin EE.UU.

Según un comunicado suscrito por los máximos representantes de comercio de los once países miembros (Japón, Canadá, Australia, México, Perú, Chile, Nueva Zelanda, Singapur, Malasia, Brunéi y Vietnam), han acordado iniciar un proceso para que el acuerdo entre en vigor lo más rápido posible.

El objetivo de este comunicado es que dicho proceso concluya antes de que vuelvan a reunirse con motivo de otro encuentro de la APEC previsto en Danang (Vietnam) los próximos 10 y 11 de noviembre. Un periodo en el que no descartan que se unan nuevos países -“que acepten los altos estándares del TPP”, enfatiza el texto-, y con el que dejan claro “nuestra contribución a mantener los mercados abiertos, fortalecer las reglas comerciales del sistema internacional, aumentar el comercio mundial y elevar el nivel de vida de la población”.

Pese a que las esperanzas de que Estados Unidos cambie de opinión, países como Japón y Australia dejan la puerta abierta al regreso de Estados Unidos.

La retirada de Estados Unidos del TPP fue y sigue siendo un mazazo para muchas de las economías participantes. No solamente por perder el acceso preferencial al mercado estadounidense, sino también porque el tratado en sí comportaba la apertura a la inversión extranjera o eliminaba subsidios a sectores protegidos. Si bien en un principio algunos países como Japón aseguraron que un TPP sin Estados Unidos carecía de sentido, más adelante se suavizaron las posturas para intentar sacar provecho de unas negociaciones que se alargaron durante más de una década.

Etiquetas: 00000000000