EconomíaFinanzas

Desasosiego inversor y traslados de capitales y sedes ante el desafío catalán

Los fondos extranjeros piden informes constantes a sus agentes de España ante la situación crítica que se está viviendo motivada por la amenaza de la inminente declaración de independencia de Cataluña.

Las consecuencias económicas ya pueden palparse y cuantificarse tanto en la economía real como en las bolsas. El Ibex sufrió un varapalo que le hizo descender un 2,85%, perdiendo la cota de los 10.000 puntos.

Ni el discurso del Rey ha podido cortar el descrédito y desconfianza en nuestro país tras las declaraciones del presidente catalán en la entrevista concedida a la BBC. Y los analistas de la City londinense vigilan amagados y temerosos el desarrollo de los acontecimientos.

Fueron Caixabank y Sabadell los valores que más se dejaron en la jornada de ayer en la bolsa, más de un 5% cada uno, y aunque se presuponen que ambas entidades, como declaró el ministro Guindos, son españolas y europeas, no pueden quedarse al margen de la supervisión del BCE ya que eso sería un desastre para ellas.

En el caso del Sabadell, están preparados para trasladar su sede a Madrid. Caixabank haría lo propio trasladándose a Pamplona o a Palma de Mallorca.

Etiquetas: 000