Hace tres años que Cuba planteó en sus leyes las ventajas fiscales, además de dotar de estabilidad y seguridad a las inversiones de empresas foráneas. Se calcula que desde entonces se habrían invertido en Cuba unos 4.000 millones de dólares.

El mercado cubano sigue mostrándose al exterior como un país interesante para la inversión extranjera. El Gobierno de la Isla calcula que para que se active y se produzca el anisado crecimiento de su economía, necesitaría la inversión extranjera de 2.000 millones de dólares. Para ello se ha creado la Cartera de Oportunidades de Inversión 2017-2018, que en este momento contaría con más de 450 proyectos por un importe cercano a las 11.000 millones de dólares.

España sigue jugando un papel preponderante en Cuba, ya que es el tercer socio comercial del país, con unas exportaciones muy diversificadas. En cuanto al desarrollo de empresas españolas en Cuba, destacan los sectores relacionados con el turismo, alimentación, energías renovables y construcción.

Etiquetas: 0000