Consejero de Economía y Conocimiento de la Junta de Andalucía.

“Al final de 2017, Andalucía habrá duplicado sus exportaciones en sólo 10 años”

En la crisis, las exportaciones tomaron el relevo de la construcción como motor económico de Andalucía, y sigue siendo así.
El avance en internacionalización ha sido el cambio más notable de la economía andaluza en este siglo XXI.
Andalucía tiene tres necesidades fundamentales para seguir creciendo, y en ellas centramos nuestras estrategias desde el gobierno andaluz: incremento de la base exportadora, diversificación de productos y diversificación de destinos.
La utilidad de Extenda se comprueba al ver que las 3.437 empresas que el año pasado participaron en sus programas y servicios son un número equivalente a 7 de cada 10 exportadoras regulares que hay en Andalucía.
IMEX-A aporta información y contactos de altísimo valor, concentrados en dos jornadas, que de otra forma una empresa tardaría meses en alcanzar.

¿Qué papel desempeña la internacionalización dentro de las expectativas de desarrollo económico de Andalucía?

Desde 1980 a 2015 el PIB andaluz se ha multiplicado por 11, mientras que las exportaciones lo han hecho por 26. En todo este tiempo, las ventas al exterior de Andalucía también han crecido muy por encima de la media nacional y europea. Durante los años de crisis, los ocho puntos de caída en el PIB que tuvo el sector de la construcción e inmobiliario fue justo lo que crecieron las exportaciones, que tomaron el relevo como motor de crecimiento, junto con el turismo.

Esto sigue siendo así y, si en 2016 hemos alcanzado los 25.648 millones exportados, creciendo un 2,7%, el doble que la media nacional, en sólo en ocho meses de 2017, seguimos creciendo el doble que la media, pero este año al 18,5%, lo que nos puede situar a final del ejercicio cerca de los 30.000 millones de euros en exportaciones.

Hablamos de que cuando hagamos balance de 2017, Andalucía habrá duplicado sus exportaciones en sólo 10 años. Eso está al alcance de muy pocas economías y demuestra la pujanza del sector exterior andaluz. Pero además, en este año y el anterior, hemos pasado de una situación de déficit estructural con el exterior, a tener un saldo positivo en nuestra balanza comercial, de 1.450 millones en 2016 y de 1.486 millones en lo que va de año.

Por lo tanto, es una aportación neta de riqueza la que hace el sector exterior a la economía andaluza, fundamental para las cifras de crecimiento global que estamos ofreciendo. Un crecimiento de nuestra economía que, para este año, hemos cifrado en el 3%, siete décimas más de lo previsto a principios de año, y eso se debe en buena parte a esta buena marcha del sector exterior. Sin duda, el avance en la internacionalización ha sido el cambio más notable de la economía andaluza en lo que llevamos de siglo XXI. Un cambio con el que Andalucía aporta al crecimiento de la economía española y a reducir el déficit que el conjunto del país tiene con el exterior.

Hablamos de un sector exterior que en los últimos cinco años presenta 5.000 empresas exportadoras más y 500 exportadoras regulares más, y que mantiene más de 320.000 empleos ligados a la internacionalización, de los que más de 140.000 se han generado en este lustro.

¿Cuáles considera que son los aspectos clave que deben trabajarse desde la Administración para impulsar la correcta internacionalización de las empresas andaluzas?

Las empresas andaluzas encontraron en la internacionalización un escudo ante la crisis. Desde entonces hemos incrementado notablemente nuestro crecimiento exportador, y hoy día tenemos una puerta abierta al exterior que, no obstante, tiene aún mucho potencial de crecimiento. Para ello, desde la Administración tenemos que incidir en tres estrategias fundamentales: incremento de la base exportadora, diversificación de productos y diversificación de destinos. En ellas centramos nuestros esfuerzos desde el Gobierno andaluz.

No sólo hay que incorporar más empresas a la internacionalización –y en ello Andalucía aún tiene mucho margen de crecimiento—, sino que debemos apostar por convertir a las ya exportadoras en exportadoras regulares. Esto se logra mediante la consolidación de su presencia internacional, a través de su propio crecimiento en los mercados extranjeros y por medio de fórmulas de asociación y cooperación entre empresas.

Pero para incrementar de la base exportadora también hay que incorporar más activos profesionales a la internacionalización, incidiendo en la formación de los jóvenes desde la universidad, y también sobre los emprendedores, con el fin de que las empresas nazcan con la internacionalización en su ADN, para que cuando su proyecto esté maduro, su mercado natural pueda ser el mundo, a través de las fórmulas tradicionales y con las nuevas oportunidades que pone a su alcance el eCommerce.

La diversificación de productos y de destinos es otra de las estrategias fundamentales. Nuestros productos agroalimentarios son líderes en los mercados más exigentes del mundo, que son los europeos, y están fuertemente internacionalizados, con presencia en 198 países. Exportamos más de 10.000 millones de euros, con una cifra de crecimiento sostenido de más de 600 millones cada año. Con nuestro producto estrella, el aceite de oliva, lideramos los dos nuevos grandes mercados, como son China e India, y nos acercamos cada vez más a Italia en Estados Unidos. El reto ahora es ganar posiciones con más productos en los mercados más lejanos, a través de la innovación en nuevas variedades de frutas y hortalizas, cuya venta en mercados lejanos es más complicada.

Pero, a los productos tradicionales se están uniendo nuevos ámbitos de exportación, que nos permitirán seguir creciendo en nuestros principales mercados y entrar en los otros nuevos. Hablamos de la industria aeronáutica, y los productos de alta y media tecnología en general, y también del sector servicios, protagonista de más del 60% de nuestra economía.

La apuesta del tejido empresarial y del Gobierno andaluz por la industria aeroespacial ha sido fundamental para su desarrollo en este siglo, convirtiendo al eje Sevilla-Cádiz en el tercer polo aeroespacial de Europa. De hecho, en 2017 hemos pasado a ser la primera comunidad exportadora de esta industria, con la mitad de las ventas de toda España entre enero y agosto. Hablamos de 1.544 millones, una cifra de ocho meses que superan ya las de todo el año 2016.

¿Cuáles considera que son los puntos fuertes de la estrategia de internacionalización de Extenda?

Desde la Consejería de Economía y Conocimiento, a través de Extenda, ofrecemos a las empresas andaluzas un conjunto de programas y servicios encaminados a apoyar el desarrollo de toda su ‘hoja de ruta’ al exterior. Son servicios de la máxima utilidad en el ámbito de la información, la formación, la consultoría especializada, la promoción e incluso la financiación.

Son servicios que van cambiando en función del momento y las necesidades de las empresas, y que son adaptables a cada empresa, según su sector, tamaño o país objetivo. Su utilidad se aprecia en que las 3.437 empresas que el año pasado participaron en programas de Extenda son un número equivalente a 7 de cada 10 exportadoras regulares que hay en Andalucía.

Desde la aprobación del Plan de Internacionalización, hace ahora un año, se han puesto en marcha nuevos servicios para el desarrollo de las estrategias antes comentadas: incorporar más empresas y profesionales a la internacionalización, reforzando la presencia de las que ya están activas, y fomentar la diversificación de productos y destinos.

Para incorporar más empresas y activos a la internacionalización y diversificar productos, se han puesto en marcha programas como el de Posicionamiento de Marca; el de Financiación Internacional, para que las empresas puedan abordar su planificación; medidas destinadas a potenciar la colaboración de las empresas en el desarrollo de acciones internacionales, como el Club Multilateral de Andalucía, las Jornadas de Networking Sectorial o las Misiones Comerciales de Colaboración a Latinoamérica.

También se han puesto en marcha iniciativas para incorporar autónomos y empresas de economía social a la internacionalización, así como para formar capital humano especializado en esta área, como el de Cátedras de Internacionalización, que incluye aulas en las universidades y becas con experiencia en el exterior y en las empresas.

A todo ello, se une la potenciación de acciones encaminadas al crecimiento del eCommerce internacional, con el Plan de Marketing Digital Internacional, y la estrategia de promoción y formación online, que se desarrolla a través de los portales sectoriales y Extenda TV dentro de la red profesional 2.0 Extenda Plus.

Para el desarrollo de la estrategia cuyo objetivo es el incremento de la base exportadora y diversificación de mercados, tenemos una apuesta clara por incrementar el número de países en los que ofrecemos servicios a la medida de las pymes andaluzas, a través de la red Exterior de Extenda. En los dos años desde la aprobación del Plan, hemos pasado de 32 a 48 países, diseñando la más intensa colaboración con el ICEX que tiene ninguna otra comunidad autónoma: tenemos cinco sedes de Extenda en las Oficinas Comerciales del ICEX en embajadas de España (Japón, Alemania, México, Reino Unido y Miami). Y también somos la primera comunidad que ha acordado con ICEX el uso de sus Oficinas Comerciales para hacer de Antenas de Extenda en África Subsahariana: en Sudáfrica en 2016, y en 2017 se han unido las de Nigeria, Angola, Ghana, Costa de Marfil, Kenia y Senegal.

Además, en 2016 abrimos oficinas de promoción de negocios en Italia y en Canadá, e incorporamos otros seis nuevos mercados en los que dar servicio, ampliando el radio de acción de sedes que ya estaban operativas en otros países: Eslovenia, Hungría y Rumanía (con la Antena de República Checa) y Singapur, Tailandia y Malasia (con la Antena de India).

En 2017, junto a las mencionadas del África Subsahariana, hemos abierto la Antena de Irán y en la primera parte de 2018 abriremos en Portugal.
La principal virtud de esta red, compuesta por profesionales expertos en sus mercados de destino, es su capacidad de adaptar su labor de apoyo y acompañamiento al perfil y necesidades de las empresas andaluzas, que no hay que olvidar que son pymes y micropymes más del 90%.

¿Cómo cree que evolucionará el sector exterior andaluz a medio – largo plazo?

La historia nos dice que cuando más abierta ha estado Andalucía al exterior, mejor le ha ido. La historia más reciente, desde que tenemos democracia, también nos dice que nuestras exportaciones han crecido muy por encima de la economía andaluza en general y también muy por encima del crecimiento de las exportaciones a nivel mundial, europeo y de España.

Por tanto, estamos convencidos de que la internacionalización continuará siendo un pilar fundamental en nuestra economía, y motor de crecimiento de Andalucía, porque si alguna enseñanza ha dejado grabada a fuego la crisis es que los territorios que no tengan una economía abierta al exterior corren importantes riesgos, y que las empresas que centren su actividad sólo en un mercado están poniendo en serio riesgo su viabilidad.

Aun así, debemos ser conscientes de que vivimos una situación internacional complicada para el comercio. El descenso del comercio mundial se combina con la preocupación del FMI por el incremento de las barreras nacionales al comercio internacional que están poniendo importantes economías mundiales.

En esta circunstancia, debemos tener altura de miras. El comercio es una de las vías para acercar a los pueblos.

El 21 y 22 de noviembre se celebra en Málaga IMEX-Andalucía, ¿cómo valora esta iniciativa, ya en su quinta edición?

IMEX-Andalucía es un ejemplo de cooperación público-privada. Es ya la quinta edición que se celebra en Andalucía, en la que nuevamente Moneda Única y Extenda superarán los resultados de las anteriores ediciones. Para valorar la importancia y utilidad de esta cita basta con ver los los agentes públicos y privados que la apoyan.

Para la Consejería de Economía y Conocimiento es una acción estratégica, que permite que en sólo dos jornadas, más de 900 empresas tengan a su alcance el conocimiento experto necesario para entrar en más de 50 mercados internacionales. Es el conocimiento que pueden aportarles sobre 48 mercados los responsables de la red exterior de Extenda y sobre otros más los consejeros comerciales de embajadas extranjeras en España y otros agentes de negocio de distintos países que IMEX aporta.

Sin duda, información y contactos de altísimo valor, concentrados en dos jornadas que, de otra forma, una empresa tardaría meses en alcanzar, y con los que las empresas andaluzas podrán planificar sus estrategias hacia el exterior para el próximo año.

Etiquetas: 000000