Opinión

¿Por qué Portugal vuelve a ser merecedora de atención?

Opinión-Garrigues

Fernando Castro Silva y Tiago Cassiano Neves
Garrigues Portugal.


Portugal está de moda y no es sólo una percepción.

En este breve artículo no vamos a hablar sobre éxitos del pasado, ni sobre cómo salió Portugal en 2017 del procedimiento de déficit excesivo de la UE y pudo aportar a las finanzas públicas la aparente calma que tanto necesitaban. Tampoco nos vamos a referir al reciente incremento de la actividad económica, ni al crecimiento experimentado en 2017 en áreas clave como el turismo, la construcción y las exportaciones. No tenemos intención de comentar cómo se ha restablecido el nivel de confianza de los inversores internacionales en los últimos años y cómo Portugal ha recuperado el impulso como emplazamiento atractivo para los negocios.

Sólo queremos señalar 10 éxitos que podrían resultar relevantes a ojos de cualquier inversor extranjero que desee invertir en Portugal en el actual mercado:

  1. La cualificada mano de obra portuguesa, en términos de digitalización y habilidades lingüísticas, ha abierto la puerta de par en par a la consolidación de Portugal como lugar de servicios, que ofrece una legislación laboral más favorable al inversor.
  2. Portugal ha realizado considerables inversiones en la consolidación de su ecosistema de startup y en el posicionamiento de una ciudad como Lisboa como plataforma atractiva para startup europeas, junto a ciudades como Berlín, Londres, Ámsterdam o Barcelona.
  3. La estabilidad aportada al sistema bancario también ha contribuido a favorecer la confianza del mercado y a la llegada de nueva financiación a la economía.
  4. Gracias a los cambios introducidos recientemente, en concreto las reformas efectuadas en áreas como la legislación concursal, laboral, mercantil o fiscal, el entorno regulador y empresarial resulta más sencillo y atractivo para los inversores.
  5. Portugal ha sido capaz de mantener un sistema de creación de sociedades muy eficiente, lo que supone una ventaja para cualquier inversor extranjero que desee poner en marcha un negocio.
  6. Portugal, gracias a su estratégica situación geográfica, está en una posición fantástica para dirigirse a la mayor parte de un mercado de 500 millones de personas en Europa y más de 250 millones de consumidores lusoparlantes (en Brasil y otros países africanos como Angola).
  7. Portugal ha mantenido durante los últimos 3 años un tipo del Impuesto sobre Sociedades del 21% (más un 1,5% de recargo municipal) inferior a la media comunitaria, que se sitúa en el 23%, y cuenta con normas que no prevén la obligación de retener en la distribución de beneficios que efectúen las filiales a su matriz.
  8. Existen infinidad de incentivos en el Impuesto sobre Sociedades como, por ejemplo, incentivos relativos al I+D e incentivos para (i) grandes proyectos de inversión e (ii) inversiones productivas en general.
  9. Portugal ha adoptado un régimen fiscal para expatriados (régimen para residentes no habituales) según el cual, durante un período de 10 años, las rentas obtenidas en Portugal procedentes de actividades de alto valor añadido tributan a un tipo único del 20%. Prevé asimismo un método de exención de determinadas rentas de fuente extranjera (incluidas pensiones extranjeras).
  10. Portugal ha sido capaz de neutralizar la fuga de cerebros y de que la comunidad de expatriados lo considere un lugar excepcional por concurrir factores como calidad de vida y un entorno estable.

Las 10 razones anteriores explican por qué la idea de que Portugal es un lugar único se está haciendo realidad.

Etiquetas: 00000