EconomíaTurismo

Las compras de turistas extracomunitarios suben un 26% en 2017

Las compras de turistas extracomunitarios suben un 26% en 2017

Aunque los ingresos por compras de turistas de fuera de la UE aumentaron en España un 26% en 2017, marcaron un punto de inflexión en octubre invirtiendo la tendencia en la recta final del año, según la última edición del informe “Perspectiva Global del Turismo de Compras 2017” elaborado por Global Blue, primer operador internacional de tax free, presentado la semana pasada a la secretaria de Estado de Turismo.

El estudio -que analiza el gasto en compras del turista de fuera de la Unión Europea- pone de manifiesto cómo circunstancias coyunturales como la inestabilidad política de Cataluña están reduciendo las ganas de estos turistas de viajar a España; algo que puede llegar a convertirse en un problema crónico si no se ponen en marcha con carácter urgente las medidas estructurales adecuadas, máxime cuando esta situación comienza a pasar factura a los resultados de 2018.

De hecho, los datos de Global Blue evidencian que lo que ocurra en Cataluña tiene un impacto directo sobre el resultado total, dado que concentra el 50% de los gastos por compras de turistas extracomunitarios del mercado nacional. Concretamente, como para estos viajeros de largo recorrido, la planificación del viaje, incluida la obtención del visado, puede llevar entre uno y tres meses y el conflicto saltó en otoño, sus primeros efectos no comenzaron a notarse hasta noviembre.

Así, mientras el gasto por compras de turistas de fuera de la UE creció un 14% en Cataluña en octubre como consecuencia del buen comportamiento del turista chino durante la Golden Week (la semana de vacaciones china), la tendencia se invierte desde el penúltimo mes del año. Concretamente, cayeron un 6% entre noviembre y enero, propiciando que los ingresos en España acumulen una bajada del 4% en este periodo.

De esta forma, a diferencia de lo que ocurrió con los atentados de Barcelona del pasado mes de agosto, cuyo impacto se diluyó en apenas diez días, la presencia continuada de noticias relacionadas con el conflicto político catalán ha erosionado la imagen de España como destino de compras en el exterior; empañando los buenos resultados de iniciativas como la mejora de la conectividad aérea con Asia y América que nos han hecho recortar posiciones con nuestros competidores directos estos tres años atrás.

La fortaleza del euro reduce la capacidad de compra

Además, de cara a 2018, al impacto negativo de Cataluña, hay que sumarle otra circunstancia coyuntural que afecta a toda la zona Euro y que es la fortaleza de la moneda común. Actualmente, el tipo de cambio reduce la capacidad de compra del turista de fuera de la UE, disminuyendo aún más los ingresos por shopping.

Según el director general de Global Blue España, Luis Llorca, “es clave incrementar y mejorar la promoción de España como destino turístico en los mercados emisores con mayor capacidad de crecimiento y gasto, no solo para contrarrestar los actuales efectos negativos, sino como estrategia de futuro. Nuestros principales competidores en este segmento siguen teniendo un posicionamiento muy fuerte en mercados asiáticos”.

Acortar plazos en los visados

Por tanto, poner freno a la desaceleración que registra España requiere de la puesta en marcha de un paquete de medidas de fondo que pasan por incrementar a corto plazo los recursos destinados a turismo y por promocionar más y mejor la marca España en los países de origen de los turistas cosmopolitas.

Asimismo, resulta básico revisar los trámites de obtención de visados para poder acortar los plazos. Su expedición en pocas horas, evitará que las trabas burocráticas empujen a estos turistas a decantarse por otros destinos finales donde se lo pongan más fácil. La importancia de que España sea el último punto del recorrido del viajero radica en que estos turistas extracomunitarios hacen el 60% de las compras durante los dos últimos días de estancia, de manera que si nos tienen como lugar de paso o escala perderemos oportunidades de shopping.

Reducción del importe mínimo

Además, Global Blue apoya la propuesta del sector comercial de reducir la cantidad mínima de compra necesaria para poder beneficiarse de la devolución del IVA –actualmente en 90,15 euros-. Esta medida tendrá un impacto inmediato para las pequeñas tiendas porque podrán beneficiarse de esta herramienta de venta entre los turistas que mayor gasto registran. Y es que la eliminación del límite mínimo fomentaría la venta de productos de menor importe, pero de gran atractivo para estos viajeros, como por ejemplo el calzado de producción nacional.

DIVA, un antes y un después en el posicionamiento de España

Sin embargo, no todo son tareas pendientes. De esta forma, Global Blue destaca la exitosa puesta en marcha de la validación digital de la devolución del IVA, conocida como DIVA e implementada por la Agencia Tributaria con la participación activa de Global Blue. Una medida que está permitiendo mejorar la experiencia de compra de los turistas cosmopolitas al simplificar y agilizar los trámites de devolución del impuesto. Y es que si antes era la aduana la que inspeccionaba de forma manual la documentación del viajero antes de que saliera del país, ahora el turista sólo tiene que escanear el código de barras de sus formularios tax free en los kioskos de autovalidación evitando esperas.

De hecho, este procedimiento digital –que se convertirá en obligatorio en enero de 2019 tras la reciente reforma del Reglamento de IVA dando respuesta a uno de los puntos estratégicos del Plan de Turismo de Compras- marca un antes y un después en el posicionamiento de España como destino de shopping al situarlo por delante de mercados como Alemania o Reino Unido que todavía no cuentan con este servicio.

En opinión de Llorca, “DIVA es el mejor sistema de validación digital europeo, un ejemplo de colaboración efectiva público-privada y además una medida muy eficaz para mejorar la experiencia de compra del turista y la posición de España en el segmento de turismo de shopping”.

Etiquetas: 00000