Opinión

El reto del Desarrollo Sostenible a debate en Zaragoza

Opinión

Marta Gasca Gómez


La comunicación de la RSC fue el eje por el que transcurrió la jornada. El negocio sostenible (hubo consenso en denominarlo así, frente a otras acepciones como negocio responsable, ético o justo) se basa en una visión transversal de la RSC en la organización.

Por ejemplo, desde el punto de vista de los trabajadores; la búsqueda de la motivación, la flexibilidad horaria frente a la excesiva regulación o la conciliación familia/trabajo se antojan herramientas mucho más eficaces a la hora de atraer y retener el talento que la inflación salarial. La jornada laboral es uno de los aspectos, entonces, sobre los que se puede incidir a la hora de plantear medidas de mejoras. Los nuevos estándares GRI (Global Reporting Iniciative) de elaboración de Memorias de RSC vuelven a insistir en la materialidad y la exhaustividad de las mismas. La lealtad, la honradez o la ética son los valores sobre los que se debe cimentar cualquier alianza, ya sea entre organizaciones o entre agentes de la misma.

La internacionalización de las empresas ayuda a leer cómo ha cambiado el tejido social, más dinámico, más abierto, más diverso. Desafíos como el cambio climático no se pueden abordar desde una perspectiva regional. Es necesario acelerar la transición hacia una economía verde que además será más óptima que la anterior, ya caduca. En España, las energías fósiles, han liderado la generación de energía en los últimos 200 años. Sin embargo, los residuos que produce su combustión liberan gases de efecto invernadero. Además, es manifiesta nuestra dependencia de terceros países, así como la ineficiencia energética por el transporte a miles de kilómetros. Finalmente, el Acuerdo de París y la COP21 obliga a limitar las emisiones de CO2 y a entender la economía mundial en el lenguaje de los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible).

La racionalización del sector comienza con la modernización, digitalización y automatización de todos los elementos del sistema mediante la implantación de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC). Los smart grids son las redes inteligentes que integran el comportamiento y las acciones de todos los usuarios conectados a ella (autoconsumo en viviendas, centros comerciales, servicios, industria, agricultura). Se asegura así un sistema energético sostenible y eficiente, con bajas pérdidas y altos niveles de calidad y seguridad de suministro. Y por supuesto, la electrificación de la movilidad a través de una red eficiente de puntos de recarga del vehículo eléctrico.

En Aragón, la atención a la biodiversidad, de gestión de residuos, de cambio climático y del ámbito forestal se contextualiza desde la lucha contra la despoblación. Se trata de lograr una sociedad en la que vivir mejor, más cohesionada, más solidaria, con mayor libertad real y menos desigualdad, más educada, más respetuosa y con más valores éticos y morales. Una sociedad que respete a quienes vivieron antes y tenga en cuenta a quienes tienen que vivir después, que proteja la biodiversidad, los recursos naturales y que no distorsione de forma irreversible el clima y los procesos naturales esenciales para la vida.

Etiquetas: 000