Director de relaciones internacionales de CEOE.

“Latinoamérica es y será uno de los pilares de la internacionalización de las empresas españolas”

Bajo la apariencia de hombre tranquilo y pausado, se esconde uno de los hombres fuertes de la guardia pretoriana de CEOE. A Narciso Casado, periodista y director de relaciones internacionales de la patronal de los empresarios, le quedan pocos rincones de la geografía mundial por conocer. A la sombra de Juan Rosell, su trabajo es clave para promocionar a las empresas españolas en los mercados internacionales. Más aún en un momento convulso en el que la incipiente guerra comercial desatada por el presidente de EEUU, Donald Trump, el Brexit y la inestabilidad de algunos países emergentes podrían dar al traste con el tirón del sector exterior de España.

El crecimiento de las exportaciones y de la Inversión Española en los mercados exteriores apuntan a que la internacionalización se ha convertido en un elemento estructural de la economía, ¿cómo ha cambiado la forma de internacionalizarse de las empresas españolas?

En efecto, en la última década nuestra economía ha dado un salto cualitativo en su proceso de internacionalización. Incluso en plena fase de expansión económica, con una demanda interna recuperada, el sector exterior sigue contribuyendo de forma positiva al crecimiento económico de nuestro país.

En la actualidad, la exportación de bienes y servicios representa el 34% del PIB y la inversión directa emitida se sitúa en torno al 41% del PIB. Este cambio es resultado de la profunda transformación acaecida en la cultura de nuestras empresas, donde la internacionalización ha dejado de entenderse como una respuesta a una situación coyuntural, en la mayoría de los casos, motivada por una bajada abrupta de la demanda interna. En este sentido, para un creciente número de empresas, la internacionalización representa una pieza cardinal en sus procesos de expansión y en el mantenimiento de un crecimiento sostenido desligado de la evolución cíclica de nuestra economía.

No menos importante, la internacionalización de la empresa genera un ciclo virtuoso en la mejora de sus modelos de gestión y de innovación, que son claves para la mejora de su competitividad y, por último, contribuye a su mayor diversificación cultural y adaptabilidad a diferentes entornos culturales, que son claves para el acceso e implantación en los mercados externos.

El FMI ha anunciado que respaldará a Argentina con un nuevo préstamo de entre 20.000 y 30.000 millones de dólares, todo apunta a que las exigencias del organismo que preside Christine Lagarde se concretarán en nuevas reformas en el mercado laboral y recortes en inversiones y políticas públicas y de las inversiones, ¿cree que se producirá una contracción del comercio internacional con el país?; ¿ha dejado de ser Argentina un país interesante para la internacionalización de las empresas españolas?

En cuanto a las relaciones comerciales, es evidente que la devaluación de la moneda repercutirá de forma negativa en nuestras exportaciones y en los resultados de las empresas españolas establecidas en el país. Esperemos que el proceso de reformas del actual Gobierno argentino siga su curso y que la situación mejore a lo largo de este año.

Por otro lado, quiero indicar que Argentina es uno de los mercados prioritarios y que el interés de nuestras empresas en este importante mercado no ha disminuido un ápice. Es importante que se apoyen las reformas del Gobierno argentino. No es una tarea fácil, pero sí necesaria que llevará tiempo para revertir una larga etapa de mala gestión económica.

La devaluación del peso ha tenido como consecuencia la fuga de capitales del país, principalmente hacia Estados Unidos, ¿corren riesgo las inversiones españolas en el país gobernado por Macri?

No lo niego, pero creo que hace más bien referencia a las inversiones en cartera que responden de manera sensible a la devaluación de la moneda. No creo que esta reacción, motivada en parte por el aumento de los tipos de referencia de la Reserva Federal, nos deba llevar a considerar que las inversiones directas estén, de forma directa, en peligro. Muchas de nuestras inversiones han sido realizadas con una visión a largo plazo. Por ello, es crucial que el proceso de reformas no remita.

Acuerdo UE- México ¿cuál es la posición de las empresas españolas?

Valoramos de manera muy positiva el acuerdo político alcanzado entre la UE y México para concluir la modernización del pilar económico entre ambos. Supondrá, sin duda, un gran paso en adopción de un conjunto de reglas compartido. Esperemos que este Acuerdo, que está a punto cerrarse, se complemente con la modernización del Acuerdo NAFTA.

Brasil, Perú, Chile, Ecuador… tampoco atraviesan su mejor momento, ¿ha dejado de ser Latinoamérica un destino atractivo para las empresas españolas?

Latinoamérica es un mercado prioritario para nuestras empresas que poseen activos estratégicos en los sectores relacionados con los servicios financieros, las telecomunicaciones, la energía y las infraestructuras. Latinoamérica es y será uno de los pilares fundamentales de la internacionalización de las empresas españolas. Sin ella, muchas de nuestras empresas no podrían haber resistido las consecuencias de la crisis económica en España.

La creciente tensión entre Estados Unidos e Irán ha puesto en un brete a las empresas españolas y europeas con presencia en este último que, desde que el Presidente Donald Trump encendiese la mecha, ha pasado de ser un destino preferencial a un mercado de riesgo…

Es indudable que la decisión adoptada por el Gobierno estadounidense incrementa las incertidumbres de las empresas españolas con respecto a este mercado, sobre todo en lo que respecta a los efectos extraterritoriales de las sanciones estadounidenses. Sin embargo, también hay que decir que las expectativas generadas nada más levantarse, de manera parcial, las sanciones económicas a Irán, no fueron satisfechas, debido a los problemas que siempre han afrontado las empresas para financiar sus operaciones, sobre todo las de mayor envergadura.

El impacto de la guerra comercial entre China y Estados Unidos se extenderá a nivel global, ¿cuáles son las directrices o recomendaciones de CEOE para las empresas con intereses en el gigante asiático?

No adelantemos acontecimientos. Por el momento, todo ha quedado en un intercambio de amenazas, y ambas partes se han dado un tiempo para alcanzar un acuerdo. Por el momento, estamos analizando, con las organizaciones y empresas, el incremento arancelario para las empresas españolas establecidas en Estados Unidos y China.

En relación a la pregunta anterior, dada la subida de aranceles, ¿hasta dónde pueden caer la competitividad las empresas españolas exportadoras?

Podría repercutir de manera negativa en las exportaciones españolas, sobre todo hacia aquellos mercados donde estamos realizando un gran esfuerzo para diversificar nuestras exportaciones, que siguen bastante concentradas en la Unión Europea.

¿Se frenarán las exportaciones a estos destinos?

Podría tener consecuencias negativas, pero no sabemos hasta qué grado porque, en gran medida, dependerá de los rubros afectados. El mayor problema es que el incremento arancelario por una de las partes desencadene una espiral de medidas que repercutan en las cadenas de valor globales, de consecuencias impredecibles. Sería un retroceso importante que generaría distorsiones en los procesos productivos, encarecería los insumos, afectaría de manera negativa en el empleo y encarecería los productos finales.

Pese a todo desde CEOE se sigue defendiendo Estados Unidos como mercado oportunidad para las empresas españolas…

Estados Unidos, que es el segundo destino más importante de nuestras inversiones directas en el exterior, es un mercado prioritario para nuestras empresas. Más allá de las valoraciones políticas que se hagan, el mercado estadounidense es hoy, junto a la Unión Europea, el único mercado que conjuga aspectos tan importantes como son la estabilidad política, la alta calidad de sus instituciones, la seguridad jurídica, el tamaño del mercado, el fuerte poder adquisitivo de sus ciudadanos y uno de los entornos más favorables a la iniciativa empresarial privada. Este conjunto de factores, así como la alta innovación tecnológica, resultante de la fuerte imbricación entre universidades / centros tecnológicos y empresas, convierte al mercado estadounidense en un destino prioritario para muchas de nuestras empresas.

Parafraseando a Shakespeare, ante el proteccionismo de Trump y el Brexit ¿es ya el TTIP “El Sueño de una Noche de Verano”?

Desgraciadamente, lo es. La posibilidad de reactivar una negociación de esta naturaleza bajo esta presidencia es impensable. La voluntad europea de entablar un diálogo constructivo se topa con la falta de interlocución y de interés por parte de una Administración estadounidense, muy condicionada por un presidente que plantea la relación con la UE a partir de una serie de premisas y modos de actuación a la que los europeos no estamos acostumbrados.

Más cerca de casa, el proteccionismo y la eurofobia ha encontrado su caldo de cultivo en el acuerdo entre el Movimiento 5 Estrellas (M5S) y la Liga Italiana…

Sí, y es muy preocupante. El nacionalismo y el populismo amenazan el proyecto europeo, que ha garantizado la paz, la estabilidad y la prosperidad. Este fenómeno tan preocupante solo puede ser contrarrestado mediante un discurso europeo ilusionante que, no sólo haga hincapié en los logros alcanzados, sino que insista en la necesidad de profundizar la integración política y económica de la Unión Europa. La respuesta a muchos de nuestros problemas reside en más y no menos Europa.

Entre otras medidas el documento firmado entre Di Maio y Salvini, incorpora un IRPF único del 15% para las empresas, algo que ya planteó en su día el líder de los socialistas españoles Pedro Sánchez…

No sería el primer caso, ya que Irlanda tiene un impuesto de sociedades muy bajo. Sin embargo, está propuesta está lejos de traducirse en una realidad a la vista de los últimos acontecimientos acaecidos en Italia.

En algo más de seis meses se producirá la salida efectiva de Reino Unido de la Unión Europea, ¿qué movimientos se están produciendo en las empresas españolas? Recordemos que entidades financieras como Banco Santander apostaron decididamente por el país…

No puedo adentrarme en las acciones que están adoptando nuestras empresas. Es indudable que muchas de ellas han readaptado sus estrategias y elaborado planes de contingencia. Todavía es muy pronto para saber cómo repercutirá todo ello en las inversiones españolas radicadas en el Reino Unido. Por lo pronto, nuestras exportaciones al Reino Unido han perdido ímpetu en los últimos tiempos por la revalorización de la libra esterlina.

¿Qué líneas imprescindibles en el acuerdo comercial entre Reino Unido y la UE para que los intereses de las empresas y exportadores españoles no se vean perjudicados?

Queremos un acuerdo lo más amplio posible con el fin de reducir al máximo posible las consecuencias económicas negativas de la salida del Reino Unido de la Unión Europea. Sin embargo, también debemos aclarar que este acuerdo no puede, en ningún caso, cuestionar las cuatro libertades sobre las que se sustenta la unidad de mercado dentro de la UE.Lo contrario, podría motivar una fragmentación del mercado único, que tendría unas repercusiones aún mas negativas para nuestras empresas.

No podemos dejar de hablar de internacionalización sin mencionar a las pymes y su papel protagonista en los últimos años…

La internacionalización de la economía pasa por una mayor incorporación de las pymes a la actividad internacional. Especial atención merecen las políticas de apoyo a la internacionalización de las pymes que exportan de manera regular, pero todavía con pequeños volúmenes, y aquellas pymes que exportan de forma ocasional.

¿Cómo se debe potenciar el papel de entidades como ICEX, CESCE, Cofides… en la internacionalización?

ICEX, ICO, CESCE, COFIDES disponen de un amplio abanico de instrumentos de apoyo a la internacionalización de las empresas. Se hace una difusión constante de ellos y, en casos concretos, se está procediendo a su readaptación. Tal vez, donde mayores esfuerzos haya que realizar es con respecto al FIEM y al EVATIC que ofrecen, debido a las leyes de 2006 y 2010, unas condiciones menos ventajosas que las que existen en otros países de nuestro entorno más próximo.

¿Cómo valora CEOE el proyecto de Presupuestos Generales para 2018, en lo que respecta a las partidas de internacionalización?

Las partidas de internacionalización no han aumentado en los casos del FIEM, el FIEX y el FONPYME, donde el mantenimiento de las partidas se justifica porque existen suficientes fondos pero, en otros supuestos, como en los relacionados con la estructura de la Secretaría de Estado de Comercio, hubiéramos deseado un mayor incremento para reforzar la red de oficinas comerciales y los centros de negocio.

En los últimos días EEUU y China han pactado un ‘entente cordial’, ¿son los riesgos económicos los que han obligado a la cordura al presidente Trump?; ¿existe la posibilidad de que estalle de nuevo la guerra comercial?

Es un factor que le ha podido llevar a replantear su posición inicial, pero también debemos entenderlo como parte de una táctica negociadora dentro de una estrategia negociadora encaminada a obtener algún resultado en los subsiguientes contactos que mantendrán los gobiernos chino y estadounidense. Si bien no creo que de estos contactos surjan grandes avances, cualquier logro podría ser esgrimido por el Gobierno estadounidense para justificar la eficacia de su nueva política comercial ante su electorado.

En otro orden de cosas, tampoco debemos perder de vista el papel del Congreso, donde existen iniciativas para reforzar el control de las inversiones extranjeras y limitar la actividad de ciertas empresas chinas por motivos de seguridad nacional.

Considerando todo lo anterior, y sin excluir la guerra comercial, considero muy probable que el antagonismo económico entre los Estados Unidos y la R.P. China aumente en los próximos años debido a la rivalidad creciente entre ambas potencias por la hegemonía mundial. Sin ir más lejos, ya los estamos viendo en ámbitos tan importantes para el futuro de nuestras economías, como la digitalización.

Otra de las noticias que han hecho saltar las alarmas es el arancel del 25% a las importaciones del sector del automóvil…

Este procedimiento de investigación, que podría dar lugar a una nueva amenaza de incremento arancelario a la importación de coches europeos, añade más incertidumbre a las relaciones entre la Unión Europea y los Estados Unidos.

Etiquetas: 00