La semana pasada BBVA recuperaba en bolsa más de un 4%, hasta los 5,43 euros, después de que el Banco Central de Turquía haya subido los tipos de interés hasta el 24%, el doble de lo que esperado.

El banco nacional turco está tratando por todos los medios paliar la crisis de divisas y la inflación de este modo, y los inversores extranjeros que en los últimos meses se habían enfriado, vuelven a mostrar interés sobre el mercado turco.

BBVA obtiene más de una décima parte de sus ingresos del Garanti Bank, del que posee casi la mitad, por lo que su exposición a este mercado hace que haya padecido las consecuencias de la enorme caída de la divisa turca respecto al dólar.

Etiquetas: 0000