Economía

La economía española pierde fuerza

La economía española pierde fuerza

Según las previsiones el crecimiento del PIB español será del 2,7% este año, lo que significa un descenso del cuatro décimas cuando en 2017 creció hasta el 3,1%. A esta desaceleración de nuestra economía, se añaden efectos externos que pueden resultar perniciosos, como la problemática de divisas en países como Turquía, Argentina o Brasil.

Ante este escenario la tentación reiterada del Gobierno de España es la subida de impuestos, lo que según varios especialistas podría ser negativo de cara al crecimiento de la economía, tanto como elevar el techo de gasto. En cualquier caso el objetivo principal será conseguir la estabilidad presupuestaria, controlar el déficit comercial, que ha aumentado más del 31% hasta el mes de junio (casi tanto como en todo el año pasado) y que las exportaciones se reactiven y que la deuda no se dispare.

Etiquetas: 000000