EconomíaEmpresas

El interés de las empresas españolas por el mercado cubano se pone de manifiesto en La Habana

El interés de las empresas españolas por el mercado cubano se pone de manifiesto en La Habana

Más de cuatrocientas empresas acudieron al Encuentro Empresarial organizado por el Comité Empresarial Bilateral hispano-cubano celebrado en La Habana, en busca de nuevas oportunidades de negocio en la isla. El encuentro estuvo organizado por la Cámara de España, CEOE e ICEX-Exportación e Inversiones.

El interés de las empresas españolas en el mercado cubano es creciente dado que, como se puso de manifiesto en el Encuentro, las prioridades del Gobierno cubano coinciden con aquellos sectores en los que las empresas españolas son líderes, particularmente el turismo, las energías renovables, las infraestructuras y el sector agroalimentario.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, reconoció el importante papel que las empresas españolas, particularmente las pymes, están desempeñando en la modernización de Cuba. Por ello, mostró su compromiso para acompañarlas y ayudarlas en sus proyectos inversión de manera que “las relaciones económicas entre España y Cuba estén a la altura de los vínculos afectivos, históricos y culturales que unen a ambos países”. Las empresas españolas, ha dicho, tienen que estar presentes en todos los grandes proyectos que se pongan en marcha en los próximos años.

El vicepresidente del Gobierno cubano, Ricardo Cabrisas, se comprometió a agilizar los pagos que se adeudan a las empresas españolas, uno de los principales problemas a los que se enfrentan las compañías, sobre todo las de menor tamaño, en sus proyectos de inversión en Cuba. “La compleja situación financiera y la no disponibilidad de divisas están dificultando el pago de las deudas pero se cumplirán todos los compromisos contraídos”, aseguró Cabrisas.

El presidente de la Cámara de Comercio de España, José Luis Bonet, destacó la masiva presencia de empresas de ambos países en el foro como prueba del enorme interés que Cuba despierta entre las empresas españolas.

Bonet refirió al compromiso del gobierno cubano para avanzar paulatinamente hacia un modelo de crecimiento caracterizado por una progresiva modernización y apertura para una mejor integración de su economía en las cadenas internacionales de valor y en el mercado global.

El presidente de CEOE, Antonio Garamendi, indicó que con un stock de inversión de 1.050 millones de euros y un comercio bilateral que superó el año pasado los 2.000 millones de euros, las empresas españolas han situado a nuestro país como el primer inversor, cliente y proveedor europeo de la isla. Garamendi destacó que la reforma constitucional cubana en curso, y todavía pendiente del refrendo popular en febrero de 2019, merece una atención especial por parte de los empresarios españoles, ya que no sólo consolidaría las reformas económicas realizadas hasta el momento, sino que también fijaría un marco más favorable al desarrollo del sector privado empresarial y la inversión privada en la isla.

Etiquetas: 0000000000