Director general de Empresas, Competitividad e Internacionalización.

“Queremos que las empresas de Castilla-La Mancha sigan creciendo en sus ventas en el exterior”

En los últimos tres años, Castilla-La Mancha se ha convertido en la segunda comunidad autónoma con mayor crecimiento de las exportaciones, el doble de lo registrado a escala nacional. ¿Cómo interpreta estos datos?

Desde el Gobierno de Castilla-La Mancha apostamos por la internacionalización de nuestras empresas. Las empresas constituyen el motor de cualquier economía y son las encargadas de la verdadera generación de actividad. Esta “buena salud empresarial” tiene, además, otros efectos positivos para la sociedad, como una mejora de la calidad de vida de la ciudadanía, un arraigo al territorio y la generación de oportunidades de empleo.

Queremos que las empresas de Castilla-La Mancha sigan creciendo en sus ventas en el exterior por eso las líneas de actuación del Gobierno de Castilla-La Mancha, se diseñan para atender las características específicas de nuestras empresas, creando servicios personalizados, “soluciones a medida” según la tipología de cada empresa, su grado de internacionalización y sus necesidades específicas.

El Gobierno regional desde la Consejería de Economía, Empresas y Empleo aprobó el plan estratégico de fortalecimiento empresarial de Castilla-La Mancha (Plan Adelante 2016-2019) con un presupuesto de 260 millones de euros, apostando por la recuperación económica mediante nuevas políticas que generan un entorno facilitador para la creación de nuevas empresas, su consolidación y desarrollo por medio de la mejora de su competitividad, su apertura al exterior y la captación de nuevas inversiones que asienten y refuercen los sectores estratégicos de Castilla-La Mancha, todo ello acompañado de un servicio global e integral de apoyo a las empresas, un mejor acceso a la financiación regional y una apuesta decidida por la innovación y la especialización.

Una de las principales prioridades de la exportación de Castilla-La Mancha es la diversificación de los productos y de los destinos.

En la elaboración del plan estratégico de internacionalización 2016-2020 ya se estableció como principio el apoyo a la diversificación de mercados, entre las medidas que se decidieron llevar a cabo con este objetivo están las siguientes actividades:

Acciones Agrupadas de Promoción Internacional: con el objetivo de diversificar los destinos de las exportaciones, los planes incluyen una batería de acciones de prospección y promoción multisectoriales en países o áreas geográficas en vías de desarrollo, así como en aquellos que se hayan identificado como mercados de oportunidad para las empresas regionales.

Planes Individuales de Promoción Internacional: Apoyo a las empresas para que desarrollen un plan individual de promoción internacional. Con estos planes se da cabida a acciones específicas, sectores o países que no se encuentren representados en el Plan de acciones agrupadas.

Servicio de vigilancia estratégica y mercados de oportunidad: Los mercados internacionales se caracterizan por ser cambiantes y variables de manera que las oportunidades de negocio son relativamente volátiles, por lo que es importante estar alerta ante las oportunidades que se puedan presentar.

Desde Ipex se lleva a cabo un análisis comparativo de los mercados exteriores con potencialidad y más interesantes para los productos/servicios de la región, valorando además de los aspectos claves habituales, los factores concretos de especial importancia y complejidad que puedan condicionar la viabilidad de las ventas exteriores. Esta información se transmite a las empresas mediante sesiones informativas sobre los mercados de oportunidad favoreciendo el networking en el ámbito empresarial e institucional en los nuevos mercados.

A partir de ahora, ¿cuáles cree que son los principales retos a los que se enfrenta la exportación castellano manchega a medio-largo plazo?

Castilla-La Mancha está demostrando una capacidad de crecimiento en exportación muy meritoria estando por encima de otras comunidades autónomas. Esto demuestra que el producto castellanomanchego es competitivo y que hay herramientas institucionales y financieras que están ayudando.

Hay que seguir mirando hacia otros mercados, no vender únicamente a Europa e intentar mantener la posición lograda estos últimos años, mantenido el nivel con productos o servicios competitivos y con una mentalidad crítica abierta al cambio y con un gran espíritu de renovación.

¿Y cuáles son las medidas que va a implantar o reforzar IPEX para superar esos retos?

Para convertir a Castilla-La Mancha en una economía competitiva y abierta al mundo, con empresas exportando e implantándose en nuestra región, el IPEX cuenta con un equipo de profesionales formados y especializados en todas las áreas relativas al comercio exterior y la atracción de inversión que realizan su trabajo con una clara orientación de servicio a las empresas, estando cerca de ellas y adaptándose a sus necesidades para ofrecerles un servicio excelente.

El IPEX realiza su gestión bajo un principio de transparencia y cooperación con otras instituciones tanto regionales como nacionales e internacionales con el objetivo de generar las máximos sinergias, sumar esfuerzos y maximizar recursos.

El IPEX no es un ente aparte sino que se integra dentro de la actividad de servicios a la empresa de la Dirección General de Empresas, Internacionalización y Competitividad. Cuando una empresa empieza su actividad tiene en todo momento el apoyo de la Consejería y después, cuando tiene cierto volumen y empieza a plantearse la exportación, entra dentro de los programas del Instituto.

Para fomentar la competitividad de las empresas de la región en ámbitos internacionales, el IPEX realiza programas específicos de apoyo en función de la situación y tipología de la empresa exportadora. Nuestra misión entonces es ofrecer un servicio integral y personalizado para cada tipología de empresa, que se compone de asesoramiento, información de mercados, formación en aspectos relativos a la actividad exportadora y la realización de acciones de promoción para ayudarles a internacionalizarse y de esta forma fomentar el desarrollo económico de Castilla-La Mancha.

El tejido empresarial de la Región está conformado por microempresas y pymes en su mayoría, y este reducido tamaño de las empresas las hace más vulnerables a los periodos de crisis, por lo que para revertir esta situación se hace imprescindible el planteamiento de políticas capaces de dotar a las empresas de mayor tamaño.

De igual modo, la competitividad y la innovación son elementos fundamentales en el desarrollo de las ventajas competitivas de las empresas. Además, estas señas de identidad deben ser comunes a la propia Administración y a los organismos de apoyo a la competitividad y la innovación, para que Administración, empresas y agentes creen sinergias empresariales que redunden en la generación de mejores condiciones económicas y sociales.

Asimismo, es necesario potenciar redes de colaboración, ya que a través de ellas, las empresas, organizaciones e instituciones, pueden llevar a cabo proyectos comunes dirigidos a la superveniencia en un contexto globalizado volátil y cambiante en el que el cambio tecnológico marca el ritmo a seguir. Estas redes fomentan el dinamismo y la competitividad de los territorios.

Otro aspecto fundamental es el acceso de las empresas a la financiación. Se hace necesario el desarrollo de otras formas de financiación pública regional que se adecuen a las necesidades que tienen las empresas. De igual modo, se debe potenciar el conocimiento de todas las herramientas que existen al respecto para ampliar el abanico de opciones de financiación para fomentar el desarrollo empresarial de la región.

Castilla-La Mancha es una región que debe apoyar la capacidad de las pymes para crecer en los mercados internacionales. Las pymes de la región tienen que valorar la posibilidad de enfocar su estrategia a la apertura comercial a mercados internacionales, que supongan nuevas fuentes de generación de ingresos.

Es esencial que la Administración Regional lidere la internacionalización de Castilla-La Mancha a través del Instituto de Promoción Exterior de Castilla-La Mancha (IPEX), diseñando, elaborando y ejecutando un Plan de Internacionalización único de Castilla-La Mancha en el que se integren y coordinen las diferentes actuaciones que se desarrollen por la Administración Regional, así como por todos los organismos y entidades que trabajan en el apoyo y fomento de la internacionalización.

De igual modo, se va a apostar de manera firme por la captación de inversión extranjera para Castilla-La Mancha, que potenciará el establecimiento de nuevas empresas de capital extranjero y afianzará las inversiones ya existentes en nuestro territorio.

El IPEX será el responsable de coordinar a los distintos actores para lograr un Plan de Internacionalización, que servirá para dar un valor añadido a todas las actuaciones del mismo. De este modo se conseguirá prestar un servicio coordinado a las empresas, que redundará en una mayor eficacia y eficiencia en sus ventas internacionales.

¿Qué balance hace de la recientemente finalizada 3º edición de IMEX-Castilla-La Mancha?

La Feria IMEX Castilla-La Mancha 2018 ha sido el punto de encuentro de todos los profesionales que quieren a hacer negocios en mercados exteriores. Esta feria es importante en nuestra región porque fomenta la salida al exterior de las empresas castellano-manchegas y como hemos dicho en anteriores preguntas, las exportaciones de la región han crecido considerablemente en los últimos años situándose por encima de las cifras a nivel nacional.

Reunir a más de un millar de profesionales interesados en hacer negocios a nivel internacional en un mismo lugar es una oportunidad fundamental para crear sinergias y para que los empresarios puedan establecer contacto con asesores comerciales, jurídicos y financieros de multitud de países.

Etiquetas: 0000