CIO de Nationale-Nederlanden España.

“La innovación se debe aplicar en todos los departamentos de la empresa”

¿Qué ventajas ofrece la innovación en el mundo asegurador?

Hoy en día, la innovación es una aliada estratégica tanto para evolucionar productos, servicios y procesos existentes, como para desarrollar soluciones disruptivas que nos ayuden a dar respuestas inmediatas y futuras a las inquietudes de la sociedad. Así lo entendemos en Nationale-Nederlanden, donde nos apoyamos en esta palanca para cubrir las necesidades de nuestros clientes, estar presentes cuando nos necesitan y ser relevantes en sus vidas.

Por ello, la innovación se debe aplicar en todos los departamentos de la empresa y desde diferentes ángulos: productos y soluciones adecuadas, sin importar el canal, servicios, procesos… Y siempre situando al cliente en el centro del negocio, generando un valor añadido tanto para ellos como para sus familias.

Estos cambios, ¿cómo afectan a los empresarios, en qué les benefician?

En primer lugar, contribuyen a tener un modelo de negocio más ajustado a las demandas de una sociedad en constante transformación. Hoy, la agilidad y la resiliencia son pilares que deben soportar cualquier estrategia de compañía, y la innovación y la tecnología nos ayudan a darles forma. En este sentido, el auge de las insurtech nos está llevando a salir de nuestra zona de confort, a darnos cuenta de qué proyectos se están emprendiendo en otros ámbitos y a establecer nuevas alianzas. Estamos, así pues, ante una gran oportunidad de negocio y crecimiento.

Por otro lado, esta visión contribuye a implantar nuevos modelos de trabajo. En nuestro caso concreto, estamos reconduciendo nuestra organización hacia un planteamiento matricial con el que fomentamos la innovación, la agilidad y la orientación a trabajar por iniciativas. Por ejemplo, estamos implantando diferentes metodologías ágiles en equipos multidisciplinares con perfiles de negocio y tecnología, lo que nos permite manejar iniciativas de cambio y transformación vinculadas a negocio y, también, a la estrategia.

Además, si nos acercamos a la innovación desde su capacidad para mejorar la vida y la experiencia de los clientes, afecta de forma muy positiva a su contacto directo con la compañía. Los vínculos se estrechan y la fidelidad es mayor. Algo que tiene incluso un impacto en la cuenta de resultados.

¿Qué ventajas ofrece una compañía como Nationale-Nederlanden para las empresas internacionalizadas?

El hecho de ser una compañía vinculada al Grupo NN nos permite tener un profundo conocimiento de todos los países en los que estamos presentes. A ello hay que sumar una trayectoria de más de 170 años, 40 de ellos en España. Si conjugamos ambos factores, contamos con una amplia experiencia para desarrollar productos específicos para multitud de mercados. Por ello, podemos acompañar a una compañía que, aunque esté basada en España, cuente con líneas de negocio fuera de nuestras fronteras.

Por ejemplo, Nationale-Nederlanden Employee Benefits, nuestra división especializada en soluciones retributivas y de protección para empleados y directivos, ofrecemos diferentes opciones dirigidas al personal expatriado. De hecho, las principales compañías internacionales con presencia en España son clientes, ya que ajustamos nuestros productos a la medida de cada empresa. Otra ventaja: proporcionamos a las compañías una política de previsión social dentro de un marco común, consolidando los distintos programas de beneficios en contratos locales de seguro en un único proveedor. Algo que se traduce en eficiencia y reducción de costes de administración y gestión.

Desde el punto de vista de los negocios internacionales, ¿cuál es la última tendencia en el sector?

Como mencionaba antes, el auge de las insurtech ha provocado la entrada de nuevos players en el sector, que están introduciendo nuevas formas de pensar y de hacer. Algo que supone un revulsivo para todas las compañías que contamos con una trayectoria consolidada, pues supone una inspiración constante.

A ello hay que añadir las conocidas como tecnologías exponenciales (blockchain, inteligencia artificial, machine learning, cloud, automatización…), los pagos móviles y las plataformas digitales, que nos permiten usar servicios globales y aprender en tiempo real el comportamiento de nuestro cliente para, así, poder ofrecerle mejores y más servicios a un coste optimizado. En el caso de Nationale-Nederlanden tenemos varias iniciativas en curso y este año hemos puesto en marcha nuestro nuevo laboratorio de innovación SparkLab, desde donde estudiamos y desarrollamos futuras soluciones disruptivas que serán de gran valor añadido para nuestros clientes y analizamos estas tendencias.

¿Cuáles son los principales riesgos de esta era de tecnología e innovación?

La necesidad de inmediatez en un mundo hiperconectado hace que todo lo relacionado con la seguridad de la información y la protección de datos personales suponga un gran desafío. En la actualidad, la información se ha convertido en un valor muy preciado, y las compañías -independientemente del ámbito en el que operemos- tenemos que ser sumamente escrupulosas y transparentes ante este difícil reto.

A ello hay que añadir la necesidad de una fuerza laboral bien formada y cualificada, la gestión del talento va a ser la clave. Según el índice NRI elaborado por el World Economic Forum, la digitalización todavía tiene un amplio margen de mejora en nuestro país, pues España aparece en el puesto 35 a nivel mundial. Pero si queremos seguir evolucionando como sector, no podemos ignorar los cambios económicos, sociales y laborales que la transformación digital está trayendo consigo. Se trata de un cambio profundo, que afecta incluso a la cultura organizacional, pero es la única vía posible para asegurar la viabilidad de nuestro negocio en el medio plazo.

Etiquetas: 00