EconomíaMercados

La inversión y comercio español en Venezuela, una caída en picado

La inversión y comercio español en Venezuela, una caída en picado

Las relaciones económico-comerciales con Venezuela han caído significativamente.

La inestabilidad política en Venezuela sigue empeorando, y eso se transmite a las empresas extranjeras que operan en el país. España sigue siendo el segundo mayor inversor en Venezuela y en este momento las relaciones políticas son prácticamente inexistentes tras los recientes sucesos en el país y la reacción contraria a Maduro tanto por parte de España como de Europa.

Hay casi un centenar de empresas españolas operando en el país sudamericano, considerado en la actualidad como uno de los peores del mundo por el clima de negocios, y lo único que fundamentalmente hacen las empresas extranjeras en este sentido es reinvertir los beneficios que obtienen del rendimiento de sus filiales allí. La mayor compilación de las multinacionales es la devaluación cambiaria, que si e realiza, por mucho que una empresa obtenga importantes beneficios, podría resultar ruinoso su ejercicio sólo por este hecho de la devaluación de la moneda.

En lo que se refiere al comercio bilateral con España, ése se ha visto en fuerte retroceso. Las exportaciones españolas apenas alcanzaron los 170 millones de euros el año pasado, lo que supone poco más de un 12% de las exportaciones españolas a Venezuela hace tan sólo cinco años. Por un lado tienen menor capacidad de compra, y por otro el riesgo país es inmenso.

Etiquetas: 000