Executive vice-president y director de Empresas e Instituciones de Santander España.

“Todas las empresas pueden tener un primer diagnóstico de las oportunidades en el extranjero”

¿Cómo ha evolucionado el mercado de los productos financieros para la internacionalización en los últimos años?

En los últimos años se ha producido una democratización de la información, hoy todas las empresas tienen la posibilidad de acceder a Internet y encontrar información y orientación sobre cualquier problema o inquietud que les pueda surgir. Esto ha conllevado una reducción significativa de los costes de internacionalización, al mismo tiempo que se han incrementado las posibilidades de llegar a más mercados a un precio menor. Es decir, Los costes financieros, de tiempo y recursos humanos que se utilizaban antes de la llegada de Internet para realizar prospecciones comerciales, se han reducido considerablemente y ahora son menos relevantes.

También los productos tradicionales se han adecuado a los nuevos tiempos y realidades, y la tecnología digital ha ganado protagonismo como un aliado para las empresas en el desarrollo de su negocio con el exterior.

En Banco Santander ponemos esa tecnología y el conocimiento sobre el mercado exterior al servicio de todos los clientes con el objetivo de que puedan acceder a más mercados y hacer más negocios en aquellos lugares en los que ya se encuentran.

Para ello, y de forma gratuita para los clientes de Santander, tenemos el Portal Santander Trade, donde todas las empresas pueden tener un primer diagnóstico de las oportunidades en el extranjero, de tal forma que puedan identificar los focos de demanda y oferta de forma personalizada, en más de 180 países. En este portal también se pueden encontrar las casuísticas genuinas de cada país y sector en el comercio internacional.

Además, aprovechando la posición del Grupo Santander, con presencia internacional en dieciséis países, hemos puesto al servicio y disposición de los clientes el Club Santander Trade, una herramienta online de ecommerce B2B, donde hay más de 16.000 empresas de todo el mundo dando a conocer qué productos y servicios venden/compran y su disposición para realizar operaciones comerciales.

¿Qué papel desempeña la transformación digital en el ámbito de la financiación para la internacionalización?

Estamos en continuo cambio y en constante movimiento, hoy en día es difícil parar para realizar determinadas tareas. Pensando en el cliente, vemos necesario dar soluciones ágiles, sencillas y accesibles en su interacción con nosotros.

En este sentido, hoy un cliente puede, por medio de nuestra banca electrónica, realizar solicitudes de moneda extranjera, transferencias internacionales, financiaciones, anticipos de facturas, compraventa de divisas, gestión de tesorería internacional y realizar la apertura y/o modificación de créditos documentarios, además de la posibilidad de poder consultar y firmar por App móvil.

¿Cómo responde Santander a las necesidades financieras de las empresas que se internacionalizan? ¿Cuáles son sus principales demandas?

Contamos con una completa oferta de productos y servicios adecuados para cubrir cualquier necesidad, tanto para apoyar a las empresas en sus transacciones de cobros y pagos con el exterior, como para solucionar sus necesidades de financiación o gestionar sus riesgos de tipo de cambio. Por ejemplo, para impulsar el éxito en el crecimiento exterior de los negocios de los clientes, Santander pone a su disposición soluciones de financiación internacional.

En paralelo a nuestras capacidades digitales, también disponemos de especialistas en negocio internacional en todas las oficinas de Santander y del Centro de Negocio Internacional, un equipo de gestores de comercio exterior en remoto.

¿Qué consejo le daría a quien está considerando la posibilidad de iniciar negocios en el extranjero, pero tiene dudas sobre cómo financiar la aventura internacional?

Cualquier empresa que se decide a exportar sus productos, tiene que abordar esta apertura internacional como un proyecto en sí mismo. Y en toda gestión de proyectos la fase de análisis es crítica. Tiene que responder a varias preguntas, por ejemplo: ¿dónde va a ir?, ¿cuáles son los mercados más apropiados para el producto? y, también, ¿cómo va a financiar el proyecto y la expansión?

Se puede comenzar analizando los flujos comerciales que realiza actualmente España de ese producto o similar para determinar por qué país o países empezar. Por lo tanto, un correcto estudio de mercado es básico.

Para realizar este primer diagnóstico, el Portal Santander Trade puede resultar un gran aliado. Esta herramienta supone una guía fácil e intuitiva, donde los emprendedores pueden conocer los países más atractivos debido a la información detallada que ofrece sobre más de 185 países. Permite, asimismo, localizar datos relevantes sobre clientes y proveedores internacionales, así como el acceso a más de un millón de licitaciones internacionales y a una base de datos de más de 40.000 ferias internacionales.

La sección Gestionar Embarques, por ejemplo, resuelve todas las preguntas sobre barreras de entrada, y normativas de embarque y aduanas, es decir, permite conocer qué documentos, aranceles y costes de importación presenta cada país.

Santander Trade soluciona también los cambios de divisas con un convertidor de 147 divisas internacionales. Adicionalmente, ofrece información sobre el tipo de cambio y su grado de volatilidad.

Además, para que las empresas españolas crucen la frontera sin asumir grandes riesgos, Santander pone a su disposición soluciones de financiación internacional, como es el caso del préstamo cliente internacional, un préstamo personal en euros para financiar inversiones internacionales, de todos los segmentos y disponible para empresas de cualquier tamaño.

Animo a estas empresas a que estudien bien el mercado y den el paso, porque la internacionalización ofrece grandes ventajas, como es el caso de acceso a nuevos mercados y el mayor know-how que esto representa: pueden hacer un mejor aprovechamiento de las economías de escala y tener una mayor capacidad financiera, que a su vez les permite realizar mayores inversiones. Ello redunda en que dedican más recursos al I+D y son empresas más innovadoras. Además, la diversificación permite minimizar los riesgos. Y no me refiero solo a la diversificación de la demanda, sino también en países de destino, pudiendo encontrar por ejemplo oportunidades de crecimiento en mercados emergentes.

Por otra parte, la internacionalización facilita una gran visibilidad internacional, con mayor número de impactos y posibilidades de crecimiento, al mismo tiempo que mejora la imagen comercial de la empresa.

Claramente el objetivo de cualquier empresa es maximizar sus beneficios, y las empresas internacionalizadas están más acostumbradas a desenvolverse en mercados altamente competitivos, por lo que son más eficientes y alcanzan niveles de productividad notablemente mayores a los de las empresas no internacionalizadas, lo que repercute directamente en su rentabilidad.

Además, las empresas internacionalizadas tienen un mayor tamaño y producen una mayor cantidad de bienes y servicios que las que operan exclusivamente en el mercado nacional. Son capaces de tener una mentalidad global que facilita su adaptación a entornos nuevos, facilita la creatividad y el desarrollo de habilidades por parte de sus trabajadores y las hace más competitivas en sus mercados de origen y más longevas.

Etiquetas: 000