Presidente de CEAJE.

“Reino Unido es un mercado estratégico para las empresas y no podemos salir corriendo”

El presidente de CEAJE (Confederación Española de Jóvenes Empresarios) destaca la apuesta del “wait and see” (espera y observa) de cara a un Brexit que, sin nuevos aplazamientos, será efectivo el próximo 31 de octubre.

Quizá por su formación en Humanidades y Teología, Fermín Albaladejo se aleja de los tópicos. De indiscutible olfato empresarial, con tan sólo 19 años fundó su primera empresa en el sector de la logística para dar posteriormente el salto a las energías renovables. Aún hay más. Albaladejo es inversor en varios negocios del sector ‘gorumet’ de la hostelería y participa en varios fondos internacionales. Como joven y empresario, el presidente de CEAJE, vicepresidente de ATA (Federación Nacional de Asociaciones de Autónomos) y presidente de la Comisión de Fomento del Espíritu Empresarial de la patronal de los empresarios CEOE, conoce bien qué necesitan las nuevas generaciones para crecer en un mundo globalizado.

Cree que la internacionalización y jóvenes empresarios, ¿son dos caras de la misma moneda?

Yo creo que los jóvenes empresarios somos internacionales por naturaleza. Vivimos en la era de la globalización y mirar solo de puertas hacia dentro no tiene sentido para nuestra generación. Los mercados son globales y la competencia es global, y ahí es donde nosotros ponemos el foco. Así que sí, internacionalización y jóvenes empresarios son dos caras de la misma moneda.

¿Qué lugar ocupa la internacionalización entre los jóvenes empresarios?

En general, todos los jóvenes empresarios tenemos vocación internacional y, cuando nos decidimos a emprender, lo hacemos con el objetivo de competir en los mercados globales. Por tanto, creo que la internacionalización es parte natural y fundamental de nuestras estrategias de negocio y expansión.

Los jóvenes empresarios todavía tienen cierto miedo a internacionalizarse, ¿dónde radican esos miedos?

Internacionalizarse y empezar a operar fuera de tu país no es algo automático, y desde luego antes de emitir tu primera factura al extranjero tienes que llevar a cabo un análisis interno muy riguroso, para detectar tus fortalezas y debilidades y saber si estás en condiciones de salir a los mercados internacionales. Y también tienes que conocer bien con qué te encontrarás ahí fuera: aduanas, legislación y regulación distinta… Esta es una fase previa a la internacionalización muy importante y que se que llevar a cabo con rigor. En mi opinión, es ahí donde siempre se concentran muchos miedos.

Tanto en España como a nivel internacional se viven momentos de incertidumbre política y económica, ¿es momento de internacionalizarse?

Creo que siempre es buen momento para internacionalizarse y exportar, independientemente de quién gobierne en un sitio u otro o de las políticas que se estén llevando a cabo. En España tenemos la suerte de que nuestra oferta de productos y negocios siempre tiene interés para unos sectores u otros en casi todos los mercados, y esta es una ventaja que debemos explotar.

¿A qué retos se enfrenta la internacionalización de las empresas en España?

El reducido tamaño de nuestras empresas es sin duda el principal reto al que nos enfrentamos. El 99% del tejido empresarial español lo conforman pequeñas y medianas empresas (más pequeñas que medianas) que no tienen suficiente músculo para salir fuera. Esto no significa que no puedan hacerlo, porque ser pequeño no excluye la posibilidad de internacionalizarse, pero desde luego el proceso será más difícil.

¿Sigue siendo la financiación la principal barrera para la internacionalización?

El acceso a la financiación no es tanto un problema para la internacionalización como para la propia puesta en marcha de la empresa. Conseguir financiación para empezar un negocio es lo realmente complicado. Piense, además, que muchos empresarios no se deciden a salir a los mercados exteriores hasta que no han recuperado la inversión inicial realizada para poner en marcha su negocio, y destinan a la internacionalización los nuevos ingresos que ya han conseguido. Por tanto, no creo que el acceso a la financiación sea una de las principales barreras para la internacionalización.

Más allá de Europa, el destino natural para la internacionalización de las empresas españolas es Latinoamérica, ¿han cambiado las preferencias en el caso de los jóvenes empresarios, especialmente de los del sector tech?; ¿hacia qué destinos miran?

América Latina sigue siendo el principal objetivo de los jóvenes empresarios, especialmente para las start-ups de base tecnológica y digital, que encuentran allí importantes oportunidades de negocio. Además, creo que es lógico que sea así, por los lazos históricos, sociales y culturales que nos unen. Pero sí es cierto que miramos cada vez más a otros mercados, sobre todo los asiáticos, que están ascendiendo en nuestra escala de prioridades exteriores. Y también me parece lógico, porque es una de las regiones más pujantes y dinámicas del planeta en todos los sectores.

Hace pocos días se cerraba el acuerdo de Mercosur, ¿cómo impactará en las pequeñas empresas y emprendedores?

La firma de este acuerdo es una gran noticia para la Unión Europea y sus empresas, puesto que elimina aranceles y barreras en importantes sectores, como el automovilístico o el de la maquinaria, y nos abre la puerta a un mercado de más de 250 millones de consumidores. Además, este acuerdo llega en muy buen momento, en medio de un clima de tensiones comerciales persistentes. Y el propio presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha dicho que, con este acuerdo, enviamos una señal potente de que apoyamos el comercio basado en las normas.

Desde el ámbito de las relaciones comerciales, ¿cómo perciben los jóvenes empresarios el Brexit?

Hay mucha incertidumbre en torno al Brexit y es lógico que haya preocupación, pero los jóvenes empresarios hemos apostado por aquello de “wait and see” y por ser pragmáticos. Por supuesto tenemos estrategias y planes de contingencia, por lo que pueda suceder, por si al final el divorcio se produce de forma desordenada y sin acuerdo. Pero desde luego lo que no podemos hacer es salir corriendo de Reino Unido cuando es un mercado estratégico para la empresa española. Veremos qué ocurre en octubre, pero por el momento los jóvenes empresarios seguimos apostando por Reino Unido.

¿Está afectando la guerra comercial a las intenciones de internacionalización de los jóvenes empresarios?

Por ahora no tenemos indicios de ello. La guerra comercial entre Estados Unidos y China está teniendo un claro impacto sobre el comercio internacional y está claro que nadie saldrá ganando. Pero sí es verdad que, al menos en el corto plazo, mientras Washington y Pekín se pelean, se abren oportunidades para otros países y sus empresas que pueden cubrir los huecos que está dejando vacíos la guerra. Podemos vender a Estados Unidos lo que antes adquiría en China y viceversa. No obstante, esta situación es insostenible a la larga, y los expertos ya hace tiempo que nos lo advierten.

¿Qué papel han jugado las nuevas tecnologías en la internacionalización de los emprendedores?

Las nuevas tecnologías juegan un papel clave en la internacionalización, sobre todo en el caso de los emprendedores que acaban de empezar y de las empresas más pequeñas. Con ellas, los emprendedores y las pequeñas empresas lo tienen mucho más fácil. Incluso las soluciones digitales más básicas les permiten ganar en eficiencia y competitividad rápidamente y pueden dar el salto al mercado internacional aún teniendo menos músculo que una gran empresa.

¿Cree que las política laboral y fiscal del Gobierno de Pedro Sánchez suponen un lastre para la internacionalización de las empresas?

Es evidente que la puesta en marcha de algunas de las propuestas que se han escuchado en los últimos meses afectaría directamente y de forma negativa a los procesos de internacionalización de las empresas españolas. Me refiero, por ejemplo, a propuestas como la de gravar dividendos y plusvalías en el exterior que el Gobierno planeaba aplicar a través de los Presupuestos Generales del Estado y que nos llevaría a un problema de doble tributación. Sin duda estas son cuestiones que preocupan a los empresarios con intereses fuera de España y pueden suponer un importante desincentivo a la internacionalización.

¿Con qué actuaciones o programas cuenta Ceaje para impulsar la internacionalización?

Uno de los retos que me propuse cuando asumí la presidencia de CEAJE fue impulsar la internacionalización de nuestro colectivo, hemos posicionado nuestra organización entre las organizaciones empresariales internacionales más importantes, liderando proyectos en la federación iberoamérica de jóvenes empresarios e incluso asumiendo la presidencia de los jóvenes empresarios europeos. Además, estamos generando sinergias con distintos gobiernos de mercados con alto nivel de crecimiento en iberoamerica, además pusimos en marcha AJE Miami, con el objetivo de tener una sede de enlace con este continente.

¿En qué consiste el acuerdo que firmaron el año pasado con el club interpyme?; ¿Cómo está funcionando?

El objetivo del acuerdo no era otro que fomentar la internacionalización de los jóvenes empresarios. Pronto hará un año que lo firmamos y la verdad es que estamos más que satisfechos con los resultados cosechados hasta ahora. Dicho esto, también hemos llegado a acuerdos con otras compañías para facilitar la movilidad de los jóvenes empresarios que trabajan en el extranjero y contamos con representación en la comisión Internacional de CEOE que nos permite conocer y trasladar información de alto valor a nuestros socios.

 

Etiquetas: 0000