Opinión

En busca de nuevas respuestas ante el reto de la internacionalización

Patricia Franco Jiménez
Consejera de Economía, Empresas y Empleo de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.


La salida a los mercados ha sido una constante creciente en estos últimos años, impactando de manera directa en el crecimiento económico de la región como atestiguan mes a mes los datos de exportaciones, que evidencian que la internacionalización ha pasado a formar parte de las estrategias de acción de buena parte de las empresas de Castilla-La Mancha.

La proyección internacional de nuestras empresas es una realidad. El pasado año, las exportaciones de las firmas castellano-manchegas rozaron los 7.300 millones de euros, una facturación que supone un 21% más de lo exportado en el año 2015, según las cifras recogidas por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo. Esa tendencia alcista se está confirmando en los primeros siete meses del presente ejercicio, en los que las ventas exteriores de las empresas de Castilla-La Mancha han alcanzado ya los 4.285,6 millones de euros entre enero y julio, un 1,2% más que en el mismo periodo del año anterior. Los números, pues, dan la razón a este planteamiento y confirman que allí donde el exterior fue una opción, ahora es uno de los objetivos prioritarios en materia de negocio.

El incremento de las exportaciones desde Castilla-La Mancha se ha producido en un escenario no exento de desafíos. La coyuntura internacional continúa planteando nuevos retos de comercialización de nuestras empresas, preguntas que ponen a prueba no sólo la solidez de las exportaciones, también sus avances en materia de competitividad y su capacidad de adaptarse a un entorno cambiante sujeto muchas veces a decisiones que exigen un elevado poder de reacción. Estos días tenemos dos claros ejemplos de ello en la posible salida del Reino Unido de la Unión Europea y en el anuncio por parte del Gobierno de Estados Unidos de la imposición de aranceles a numerosos productos llegados desde el territorio comunitario. Es necesario que nuestras empresas cuenten con todas las herramientas que las instituciones podamos poner de su lado para enfrentarse a estos escenarios y evitar así que la incertidumbre pueda lastrar su internacionalización. La puesta en marcha de acciones como la celebración de la Feria IMEX, que este año acogerá Talavera de la Reina, responde a esa necesidad, a la intención del Gobierno regional de respaldar el negocio internacional que brota de Castilla-La Mancha para que no deje de crecer. La labor del Instituto de Promoción Exterior (IPEX) en la tutela y orientación de la internacionalización de nuestras empresas, y su apoyo a través de medidas específicas que impulsen su proyección hacia los mercados exteriores a partir de palancas tan importantes como la innovación responden a ese interés común, de empresas e instituciones, de estar preparados para responder de manera rápida y eficaz a cualquier giro de timón que pueda comprometer nuestra presencia en los mercados internacionales.

Por eso, acciones como la Feria IMEX son tan importantes. Porque trabajando de manera conjunta con nuestro tejido empresarial encontraremos respuesta a las nuevas preguntas que la coyuntura internacional proyecta sobre las relaciones comerciales exteriores. Y porque si estamos preparados para responder a esos nuevos desafíos, que nunca dejan de surgir, conseguiremos afrontar con garantías las incertidumbres que quieran amenazar nuestro crecimiento.

Etiquetas: 00000