Director de Infraestructura de EVO Banco.

“Usamos la tecnología para crear una oferta única de banca inteligente”

Un banco 100% digital, ¿es 100% fiable en cuanto a seguridad se refiere?

Uno de los valores de EVO es la transparencia porque con ella nos ganamos y conservamos la confianza de los clientes. Somos un banco digital comprometidos al 100% con la innovación no solo en cuanto a nuestra oferta, sino también con las medidas de seguridad más innovadoras. Es verdad que surgen nuevas amenazas, pero los riesgos no dejan de ser evoluciones de los que ya existían. Tomando como punto de referencia la manera en que te protegías antes de apostar por la digitalización, puedes hacer que las medidas de seguridad también evolucionen hacia un nuevo modelo. Los vectores de riesgo son más evolucionados y complejos y debemos paliarlos del mismo modo, con medidas tecnológicamente más evolucionadas.

Los usuarios, tanto en banca como en otras áreas, dependen cada vez más del mundo digital. Sin embargo, aún hay muchos que dependen del entorno físico, humano, para confiar. ¿Cómo traspasar estas barreras?

Estamos hablando de un cambio cultural. Algunos usuarios tienen un espíritu pionero y vanguardistas y asumen estos nuevos retos con entusiasmo; otros están más a la expectativa mientras que un tercer grupo prefiere seguir como siempre. En EVO tenemos unos aliados de enorme credibilidad: nuestros clientes. Son ellos quienes nos valoran con una nota de 8,09 sobre 10 y más del 66% de quienes vienen a EVO lo hacen por recomendación de alguien que ya es cliente. Los beneficios de nuestro modelo es la mejor herramienta para romper esas barreras, la posibilidad de gestionar todas sus necesidades bancarias desde la palma de su mano en cualquier sitio, a cualquier hora, sin esperas. La comodidad y la sencillez de la apuesta digital de EVO va calando en los usuarios pioneros y poco a poco llega a quienes se adaptan de forma más tardía al nuevo modelo de banca tecnológica y fácil de usar.

Pensándolo bien, llevar toda la documentación, accesos e información de nuestro dinero en, por ejemplo, un dispositivo móvil, parece un sistema de frágil protección. Es fácil perderlo o que te lo roben. ¿Cómo protegernos en casos así?

En EVO usamos la tecnología para crear una oferta única de banca inteligente, fácil de manejar y transparente, pero también la usamos para contar con los estándares de seguridad más altos. También innovamos en la protección de nuestros clientes con medidas de seguridad que son visibles y otras que son transparentes para los usuarios, que les permiten saber si realmente son ellos quienes están operando con su cuenta, adelantándonos a cualquier problema que pueda ocurrir.

Otro tema que preocupa a los usuarios son sus datos ¿qué garantías hay de que se van a proteger y no se van a usar en su contra todos los movimientos de nuestros consumos, viajes, o transacciones personales?

En EVO estamos muy concienciados con la normativa que se nos aplica. No solo cumplimos con el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) que nos viene de Europa, sino que realmente creemos en él. Antes de que se aplicara, ya actuábamos siguiendo los mismos estándares que fija para nuestra actividad y aquí somos completamente transparentes, lo único que hacemos con los datos de nuestros clientes es utilizarlos para poder ofrecerles una mejor experiencia de banca, para seguir evolucionando EVO y continuar siendo la entidad bancaria digital de referencia.

¿Hacia dónde evolucionará el sector de la seguridad digital?

A veces parece que la ciberseguridad está de moda, pero no lo suficiente como para que los usuarios adopten medidas de seguridad básicas, por lo que debemos seguir trabajando para generar conciencia, desde los usuarios a todos los diferentes actores que actuamos dentro del sector bancario. Para eso es importante la labor que hacen los distintos reguladores que ayudan a que la seguridad esté completamente armonizada, haciendo que se apliquen unos estándares que ponen por completo el foco en la protección de los clientes y las entidades. En cuanto a la evolución de las medidas de seguridad digital que veremos en el futuro, se irán consolidando los factores inherentes como las medidas de control biométricas. Ya lo estamos viendo con la identificación mediante huella dactilar o reconocimiento facial, y seguirán evolucionando y apareciendo nuevos factores, como el reconocimiento de voz, la dinámica de tecleo, la forma en la que mantenemos nuestro dispositivo e incluso con nuestra huella genética. Es decir, habrá nuevas capacidades biométricas que ayudarán a los sistemas bancarios y de cualquier otra industria a dar más garantías a los usuarios. Otro de los cambios tecnológicos que revolucionará el mundo de la seguridad será la computación cuántica, que hará que surjan una gran cantidad de nuevas oportunidades dentro de la banca, haciendo que podamos llegar a hacer cosas que ahora mismo se nos antojan casi imposibles, pero que traerán consigo nuevos problemas de seguridad a los que nos tendremos que enfrentar y adaptar.

Etiquetas: 00000