Crece en exportación

El complicado puzle sociopolítico que es Turquía en la actualidad complica cualquier opción de entrar en la Unión Europea, una aspiración cada vez más lejana para este país repartido entre Asia y Europa. Turquía nunca ha sido una nación exenta de conflictos, pero en los últimos años estos conflictos se han multiplicado y acentuado tanto interna como externamente y esto, por supuesto, ha afectado a su equilibrio económico y al bienestar de sus ciudadanos, testigos y víctimas del viraje de Erdogan hacia el autoritarismo islámico y de la tensión con el omnipresente ejército turco que derivó en el último golpe de estado hace tres años.

Tras las elecciones de este año, las cinco principales ciudades de Turquía serán gobernadas por laicos. Un revés para el programa de islamización emprendido por Erdogan y su partido, que ven cómo la Turquía urbana y laica no está dispuesta a ver el moderno estado turco que fundó Ataturk a principios del siglo XX rendirse al islam.

En lo que se refiere a sus relaciones con el exterior, Turquía vive un permanente estado de fricción con algunos de sus aliados históricos, sin duda recelosos y a la vez alerta, dentro de un entramado político internacional bastante conflictivo (Trump, el Brexit, la guerra de Siria, Putin, etc.).

El comercio exterior de Turquía ha ido cobrando una mayor relevancia en los últimos años, debido en parte al desarrollo económico del país, que reclama una continua importación de bienes de equipo y tecnología que se compensan en parte con la creciente exportación de manufacturas más intensivas en mano de obra de sectores más tradicionales como siderurgia, textil, automoción, electrodomésticos, agroindustria y demás bienes de consumo. En 2018 las exportaciones se incrementaron hasta los 168.023 millones de dólares, representando un incremento del 7% en comparación con 2017.

Por otra parte, las importaciones alcanzaron la cifra de 223.039 millones de dólares, lo que supone un descenso del 4,6% respecto a 2017. La tasa de cobertura se situó en un 75,3%.

Mercados destino de la exportación turca

En 2018 Turquía tuvo como principales socios comerciales a Alemania (9,6%); Reino Unido (6,6%); Italia (5,7%); Irak (5,0%); EEUU (4,9%) y España con un 4,6% se situó en 6º lugar con un 22% de incremento respecto a 2017. Por otro lado, las exportaciones turcas a Emiratos Árabes Unidos en 2018 disminuyeron un 65,8%, mientras en 2017 aumentaron en un 69,9%. En 2018 los países clientes que más crecieron fueron China con un 29,4% y Bélgica y Grecia, en ambos casos por encima del 25%.

En cuanto o a las importaciones, en primer lugar figura Rusia (9,9%), después China (9,3%); Alemania (9,1%); EEUU (5,5%); Italia (4,6%) y España, que con un 2,5% se situó en el 11º lugar. En 2018 la mayor caída, con un 59,2%, fueron las importaciones suizas y Emiratos Árabes Unidos también disminuyó un 31,8% frente al incremento del año anterior del 49,9%.

La Unión Europea continuó siendo el principal cliente de las exportaciones turcas en 2018 con el 50% del total y un importe de 84.021 millones de dólares, con un incremento del 13,7% en comparación con el año 2017, mientras que en 2017 las exportaciones turcas a la Unión Europa fueron de 73.906 millones de dólares.

La Unión Europea también acaparó el 36% de las importaciones turcas en 2018 por valor de 80.810 millones de dólares, un 5,2% menos que el año anterior. En 2017 la cifra de importaciones con la Unión Europea alcanzó los 85.205 millones de euros.

Principales productos exportados por Turquía

Por sectores, en 2018 el sector de la Industria siguió siendo el más exportador del país, y en general, todos ellos superan las cifras de 2017, salvo el sector minero que es el único en descender, con un 3,1% menos. Las importaciones presentan una fluctuación similar, habiendo aumentado en casi todos los sectores, excepto pesca e industria con descensos del 12,2% y 7,7% respectivamente.

En 2018 los principales productos exportados fueron: vehículos automóviles y tractores las máquinas y aparatos, la fundición, hierro y acero y aparatos y material eléctrico. Cabe destacar el incremento del 40,6% de hierro y acero y un descenso del 34,1% de piedras, metales preciosos y joyería.

Comercio exterior y relaciones bilaterales

Las relaciones entre España y Turquía son excelentes en todos los ámbitos. España ha avalado y sigue avalando las aspiraciones europeístas de Turquía como miembro de la Unión Europea, un apoyo muy agradecido por las autoridades turcas. Además, la “Alianza de Civilizaciones”, impulsada por el presidente Rodríguez Zapatero y Erdogan bajo el auspicio de la ONU, estrechó las relaciones entre ambos países, que intercambian visitas y celebran cumbres bilaterales con asiduidad.

En el plano comercial, está prevista la celebración de una JETCO entre ambos países en el segundo semestre de 2019. La importancia atribuida a Turquía por la Administración comercial española se refleja en su consideración como país PASE (país con actuación sectorial estratégica).

Si bien las relaciones comerciales han estado siempre bien equilibradas, en 2018 la tendencia cambió, dada la fortaleza de las exportaciones turcas y la debilidad de su demanda interna.

Las exportaciones españolas alcanzaron los 4.934 millones de dólares, mientras que las importaciones ascendieron a 7.118 millones de dólares; por segundo año la balanza comercial fue deficitaria.

Así en 2018, Turquía, con el 1,7% del total de las exportaciones españolas, fue el duodécimo mercado para la exportación española y el décimo proveedor mundial con el 2,2% de las importaciones españolas. Fue el cuarto mercado fuera de la Unión Europea para las exportaciones españolas (por detrás de Estados Unidos, Marruecos y China), y tercer proveedor mundial, descartando los países de la Unión Europea (por detrás de China y Estados Unidos).

Existe una buena diversificación de los productos exportados por parte de ambos países.

En 2018 las exportaciones por orden de importancia fueron: vehículos automóviles y tractores (21,2%); aparatos y material eléctrico (8,2%); materias plásticas; sus manufacturas (7,5%); aeronaves, vehículos espaciales (7,1%); fundición hierro y acero (6,6%); máquinas y aparatos mecánicos (5,9%); y productos químicos orgánicos (4,5%).

En cuanto a las importaciones en 2018, las principales fueron: Vehículos automóviles y tractores (20,3%); prendas de vestir –no punto- (19,5%); prendas de vestir de punto (13,5%); fundición hierro y acero (9%); máquinas y aparatos mecánicos (7,7%) y aparatos y material eléctrico (3,7%).

Entre enero-junio de 2019, las exportaciones españolas a Turquía sumaron 2.184 millones de euros, mientras las importaciones procedentes de Turquía alcanzaron 3.889 millones de euros, posicionándose España como el quinto cliente de las exportaciones turcas. En este periodo destaca el incremento en las importaciones españolas de combustibles y aceites minerales con un 102% de incremento; aluminio y sus manufacturas con un 61%; máquinas y aparatos mecánicos con 46%; fundición, hierro y acero con 31% y materias plásticas y sus manufacturas con 28%.

Principales acuerdos bilaterales

El marco de las relaciones comerciales entre España y Turquía viene definido por el Acuerdo de Unión Aduanera entre este país y la Unión Europea, en vigor desde enero de 1996.

  • Convenio para Evitar la Doble Imposición, en vigor desde el 18 de diciembre 2003.
  • Acuerdo de Promoción y Protección Recíproca de Intereses (APPRI) en vigor desde 3 marzo 1998.
  • Acuerdo de Transporte por Carretera de 1998.
  • MOU de Cooperación en las Industrias de Defensa de 1999; MOU de Cooperación Turística de 2004.
  • MOU de Cooperación Pesquera y Acuicultura renovado en 2012.
  • MOU sobre Energías renovables y eficiencia energética de 2009.
  • Acuerdo de Colaboración entre la Agencia de Promoción de Inversiones de Turquía (ISPAT), el ICEX, la UOC y la Caixa y el MOU entre SEOPAN y la Asociación Turca de Contratistas, ambos de 2009.
  • En enero 2013 el Ministerio de Economía turco propuso un texto para la creación de una Comisión Conjunta Económica y Comercial (JETCO, de sus siglas en inglés). Esta iniciativa quedó aprobada en la V RAN, el 11 de febrero 2014.
  • En febrero de 2018 se celebró la reunión de la comisión mixta de transporte por carretera entre Turquía y España, para renovar el acuerdo entre ambos países.

Perspectivas de futuro

El acusado descenso en la demanda interna, junto a factores políticos, han afectado a las oportunidades para España en Turquía. Los sectores que concentran mejores oportunidades son los de los bienes intermedios y bienes de equipo. Además, la industria turca está inmersa en una importante transformación tecnológica, con lo que se trata de bienes que van a tener una demanda fuerte en el medio plazo.

Por otro lado, existen oportunidades en licitaciones con financiación de la Unión Europea, si bien tienden a reducirse los fondos comunitarios asignados a Turquía.

Los sectores de oportunidad son los de la construcción de infraestructuras de transporte, medio ambiente (gestión y calidad de aguas, gestión de residuos). Dentro del sector transporte, los ferrocarriles (tren de alta velocidad y convencional, metro urbano, trenes ligeros), cuentan con importantes proyectos, tanto con financiación estatal como municipal, e incluyen tanto obra civil como material rodante, señalización, etc. Sector energía: la construcción de refinerías, centrales hidroeléctricas y de carbón, además de licencias para parques eólicos así como para energías renovables. Destacan los proyectos de gaseoductos TAN y TANAP, junto al nuevo desde Rusia Turkish South Stream a través del Mar Negro hacia Europa.
En defensa hay importantes proyectos previstos durante los próximos años.

Etiquetas: 0000