Consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior de la Junta de Andalucía, y presidente de Extenda.

“Trabajamos para abrir nuevos mercados a nuestras empresas y hacerlo con éxito”

Extenda inicia una nueva etapa en la Consejería de Presidencia de la Junta de Andalucía, en vez de en una consejería económica. ¿Qué persigue el Gobierno andaluz con este cambio y cuáles son sus líneas maestras en internacionalización?

Principalmente la coordinación y máxima transversalidad en las políticas de internacionalización, para implicar a todo el Ejecutivo en una de las principales necesidades de Andalucía, que no sólo es seguir incrementando el peso del sector exterior en nuestra economía, sino atraer inversión extranjera a nuestra comunidad, un ámbito en el que épocas anteriores hemos estado muy por debajo de nuestras posibilidades. Un ámbito en el que ahora se implica directamente el propio presidente de la Junta de Andalucía.

Ya no es un objetivo sectorial o económico, sino de todo el Gobierno y debe abarcar a todos los ámbitos de la sociedad, con más protagonismo de los verdaderos artífices de los crecimientos exportadores de Andalucía, las empresas. Por ello, hemos duplicado la presencia de la representación empresarial en el Consejo de Administración de Extenda, dando entrada a la Confederación de Empresarios de Andalucía, que se une a la ya tradicional presencia de las Consejo Andaluz de Cámaras de Comercio. Y a la vez, hemos reducido notablemente el peso de la presencia de la propia Junta de Andalucía.

Se trata de una unión de esfuerzos públicos y privados para que la internacionalización implique a todos, desde la formación de los profesionales en las universidades hasta incrementar el peso del sector exterior en nuestra economía. Para ello, potenciaremos estrategias que supongan diversificación de productos y, especialmente, de mercados, junto con incremento de la base exportadora, para incorporar más profesionales y empresas a la internacionalización y convertir exportadoras en exportadoras regulares.

Pero hablar de internacionalización es mucho más que exportar, también es hablar de atracción de inversión extranjera hacia Andalucía y de fomento la inversión andaluza en el exterior. Por ello, estamos activando todos los mecanismos para hacer de Andalucía el mejor lugar en el que invertir del sur de Europa. Son medidas fiscales, de incentivos, de estabilidad económica y de generación de confianza que el Gobierno andaluz ya está practicando. Todo ello, unido a una ambiciosa política de promoción que refuerce la imagen de la Marca Andalucía en el mundo, siempre ligada al conocimiento y la reputación que nos aporta la Marca España. De esta forma, no sólo Andalucía será más atractiva al inversor extranjero, sino que nuestros productos y empresas serán más fuertes en los mercados internacionales.

¿Cuáles son esos sectores susceptibles de atraer inversión hacia Andalucía?

Nuestra tierra, con una amplia gama de sectores industriales consolidados y emergentes, ofrece ventajas únicas a las empresas extranjeras en ámbitos tan atractivos como el aeronáutico, la biotecnología, la logística, la minería, la industria química, renovables, el sector TIC y, por supuesto, la industria agroalimentaria andaluza, la que lidera las exportaciones de España.

Pero esas ventajas hay que hacerlas atractivas con una política de incentivos adecuada. Es algo que los datos demuestran que estamos consiguiendo desde el Gobierno andaluz, generando confianza del inversor. De hecho, según el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, Andalucía ha recibido en el primer semestre de 2019 más de 177 millones en inversión extranjera, un 5,4% más que en el mismo periodo de 2018. Un crecimiento como éste hace muchos años que no se produce.

¿Cuáles son los retos a corto-medio plazo en materia de mercados para las exportaciones andaluzas, teniendo en cuenta factores como el Brexit o la amenaza de aranceles de Trump?

La diversificación es mucho más que un mantra que se repite a la hora de hablar de internacionalización, la estrategia internacional debe enfocarse a una variedad de mercados para minorar riesgos. Sin duda es la principal estrategia que debe abordar tanto un Gobierno como una empresa. Ningún mercado, —ni el interior ni el de ningún país— está exento de tensiones, y en los últimos años lo estamos viendo con dos de los que considerábamos más estables, el estadounidense y el británico, por no hablar de algunos mercados comunitarios, a los que la situación económica está llevando a la atonía.

Reforzar nuestros liderazgos y posiciones en estos mercados y dar respuesta y facilitar la diversificación a las empresas y sectores más afectados es una prioridad a corto plazo de este Gobierno. Por ello, hemos aprobado un plan para afrontar el Bréxit de 112 medidas en todos los ámbitos, desde el turístico hasta el sanitario. Una decena de ellas van concretamente destinadas al comercio exterior, para facilitar su labor en este mercado o diversificar hacia otros.

Igualmente, estamos defendiendo a los sectores más afectados por los aranceles de Estados Unidos, como la aceituna de mesa, con campañas por valor de 1,8 millones para el próximo año en India, Reino Unido y Francia, y con la defensa del almacenamiento privado para el aceite de oliva; una medida que ha aceptado la Unión Europea, pero que aún se queda muy corta respecto de los graves inconvenientes que tendrá que afrontar este sector en su principal mercado no comunitario.

Pero con la vista puesta en el corto-medio plazo, trabajamos en abrir mercados a nuestras empresas y hacerlo con garantías de éxito. Hablamos de apostar de forma decidida por Asia, especialmente China y la zona de Pacífico, donde se dan ya los mayores crecimientos mundiales; también por Japón, con el acuerdo de asociación económica de la UE. Apostar por América, con Canadá, gracias a las oportunidades que nos da el tratado de libre comercio con la UE (CETA), y Latinoamérica como nicho de negocio para el sector servicios y las oportunidades que da el acuerdo con Mercosur, por el que se eliminan importantes aranceles. Y apostar por África, incrementando nuestro liderazgo en el norte, reforzando las posiciones en la zona oriental y aprovechando los grandes crecimientos previstos para el África Subsahariana, para entrar en esta basta zona a la que todas las previsiones económicas dan las mejores perspectivas para la próxima década.

Por tanto, frente a las amenazas del proteccionismo, también asistimos a grandes oportunidades gracias al impulso de acuerdos de libre comercio entre la UE y naciones estratégicas para el comercio exterior de Andalucía, que abren vías de crecimiento y estabilidad para el negocio internacional de nuestras empresas.

En esta línea estamos actuando al potenciar la red exterior de Extenda en estas nuevas zonas de oportunidad, y haciéndolo con la máxima coordinación con ICEX. Son ya 55 países en los que prestamos servicios a través de nuestra red exterior de 38 oficinas y antenas, y somos la comunidad que más sedes tiene en dependencias de ICEX en las embajadas. Porque entendemos que nuestro apoyo en el exterior tiene que ser coordinado con la del Gobierno central, porque la Marca Andalucía siempre saldrá reforzada a través de la colaboración con Marca España.

¿Cómo se puede equilibrar el impulso a la diversificación de las exportaciones andaluzas, (tanto en productos como en mercados destino) sin que pierdan peso los grandes sectores de la exportación andaluza como el agroalimentario o la aeronáutica?

Lo liderazgos no están para perderlos, sino para incrementarlos. Independientemente de coyunturas, la fortaleza del sector exterior de Andalucía se aprecia en el superávit de la balanza comercial que arroja en los ocho primeros meses de 2019, frente al déficit de la media de España. Un saldo positivo que alcanza los 1.840 millones de euros, más del doble que el año anterior. También se ve en el hecho de que en ocho meses de 2019 haya ya 200 exportadoras regulares más que en todo 2018.

Nuestros principales liderazgos están efectivamente en la agroindustria, en la que exportamos casi uno de cada cuatro euros de España y que crece al 4,9%, y el aeronáutico, del que acaparamos casi la mitad de las ventas de España y que registra un incremento de las exportaciones del 6,1%. Con los primeros entramos con fuerza en los nuevos grandes mercados mundiales, como China, donde las ventas agro crecen hasta un 62% en lo que llevamos de año y ya triplicamos a Italia en ventas de aceite de oliva. Mientras tanto, con la industria aeronáutica, de la que somos el tercer polo europeo, incrementamos notablemente nuestra cuota de mercado en países europeos.

Pero además, hay ámbitos de actividad, algunos de productos y otros de servicios en los que tenemos importantes resultados y posibilidades de crecimiento. Hablo de sectores como la piedra natural o la minería, en las que también somos líderes nacionales, la biotecnología y otros ámbitos de alta y media tecnología que ocupan ya casi uno de cada cuatro euros que exporta Andalucía. De hecho, Andalucía tiene el doble de empresas exportadoras regulares de productos industriales y tecnológicos que de agroalimentarios.

Qué nuevas ideas aporta el equipo renovado de Extenda a los programas ya existentes para el impulso y desarrollo de la internacionalización de Andalucía?

Extenda desarrolla una labor fundamental hacia las empresas andaluzas. La intención de este Gobierno es adaptarla a las necesidades y retos que hemos ido desgranando y que nos exige la nueva realidad del comercio internacional, para seguir siendo útiles para las empresas. Por ello, Extenda bordará una transformación destinada a potenciar la especialización y el valor de los servicios que presta a las empresas y profesionales de la internacionalización adaptándose a la era digital, con información cualificada, formación, promoción internacional y consultoría experta.

El paso adelante debe llegar a través de fórmulas de conocimiento e inteligencia de mercado con base digital y el uso de big data, que nos ayuden a sistematizar un gran mapa global de oportunidades de negocio internacional para las empresas andaluzas. Para que estemos en disposición de anticiparnos y llegar los primeros a las oportunidades que se presentan en todo el mundo, tenemos que aportar a las empresas información fiable, no sólo de lo que pasa, sino de lo que pasará.

Por ello el enfoque geográfico de mercado presidirá buena parte de la programación de Extenda, tanto desde Andalucía como a través de su red exterior, con diferentes enfoque y objetivos por los cuatro grandes mercados (América; Europa; Asia Central y Asia Pacífico; Medio Oriente y África) y planes concretos para los países en los que presta servicios Extenda.

Se trata de una transformación integral de Extenda, tanto en los procesos de operaciones internos como externos, a fin de proveer a las empresas de servicios de mayor valor añadido: ser eficientes internamente para ser eficaces externamente y poder dedicar más recursos a incorporar nuevas empresas al negocio internacional y apoyarlas con programas cada vez más personalizados.

Para poner en marcha toda esta estrategia, en Extenda se está iniciando ya los trabajos de evaluación del Plan de Internacionalización de la Economía Andaluza Horizonte 2020. Tras ello, se iniciará una nueva planificación estratégica, con Horizonte 2030, adaptado a la planificación económica regional, nacional y comunitaria, pero que será revisada cada tres años para adaptar de manera ágil los mecanismos a una realidad global en permanente cambio como la actual, en la que el eje económico se está desplazando hacia oriente.

El 13 y 14 de noviembre se celebra en Málaga IMEX-Andalucía, ¿cómo valora esta iniciativa que Extenda coorganiza, ya en su séptima edición?

IMEX-Andalucía es un ejemplo de cooperación público-privada entre Extenda y Moneda Única, que estoy seguro de que superará a anteriores ediciones en resultados. Para valorar la importancia y utilidad de esta cita, basta ver los agentes públicos y privados que la apoyan. Son agentes clave en el comercio internacional.

Para las empresas es una cita estratégica que, en sólo dos jornadas, les permite tener a su disposición el conocimiento experto necesario para entrar en más de 60 mercados internacionales. Es el conocimiento que pueden aportarles sobre los responsables de la red exterior de Extenda y los consejeros comerciales de embajadas extranjeras en España y otros agentes de negocio de distintos países que IMEX aporta.

Sin duda, información y contactos de altísimo valor, concentrados en dos jornadas que, de otra forma, y con los que las empresas andaluzas podrán planificar sus estrategias hacia el exterior para el próximo año. Una información y unos contactos que de otra forma una empresa tardaría meses y mucho dinero en poder obtener.

Etiquetas: 00