Empresas

El Club de Exportadores recomienda extender la cultura de la inteligencia competitiva en las grandes empresas

El Club de Exportadores recomienda extender la cultura de la inteligencia competitiva en las grandes empresas

El Club de Exportadores e Inversores Españoles, a través de su Comité de Reflexión sobre Internacionalización, del que forman parte expertos procedentes del ámbito académico, del mundo empresarial y de la Administración pública, recomienda seguir extendiendo la cultura de la inteligencia competitiva entre las grandes empresas, dado su papel protagonista en el sector exterior español y la capacidad tractora que ejercen sobre las pymes en la expansión internacional.

La inteligencia competitiva, considerada como una herramienta de gestión empresarial que recoge información de forma legal, ética y sistemática y la analiza para convertirla en inteligencia estratégica y de negocio, lleva años arraigada en grandes empresas de algunos de los países más avanzados del planeta, como Estados Unidos, Japón o Alemania, y constituye un factor decisivo de competitividad en un entorno económico como el actual, caracterizado por un alto grado de volatilidad, incertidumbre, complejidad y ambigüedad.

La recomendación se incluye en la nota técnica titulada “Inteligencia económica y competitiva en grandes empresas españolas”, cuyo autor es el profesor e investigador universitario Héctor Izquierdo. En este documento se insiste en la conveniencia de dotarse de una organización simple, ágil y operativa en materia de inteligencia, preferiblemente dentro del Departamento de Desarrollo Corporativo. Asimismo, se estima oportuno inculcar la importancia de la inteligencia a todos los empleados de la empresa.

Otra de las propuestas del Comité de Reflexión sobre Internacionalización se refiere a la necesidad de recabar el apoyo de los organismos públicos para crear un canal de comunicación constante entre las grandes empresas y los organismos responsables de la inteligencia económica del Estado, de tal manera que las empresas puedan aprovecharse del conocimiento generado por los organismos públicos. Al apoyo de la Administración pública debería unirse el de las universidades y escuelas de negocio, con el fin de sumar recursos tales como formación, información y recursos humanos especializados en la materia a las empresas.

Se calcula que en Alemania, con una estructura empresarial orientada a los mercados exteriores, el 86% de las grandes corporaciones cuentan con un departamento de inteligencia, cuyo protagonismo resulta crucial en la competitividad de las empresas en el entorno actual, en la medida en que constituye una herramienta adecuada para anticipar cambios en el mercado.

Esta situación contrasta con la realidad de España, donde la implantación de la inteligencia competitiva sigue estando por debajo de los países de nuestro entorno y se ciñe a las grandes empresas, pues su presencia es escasa entre las pymes.

Según se señala en la nota técnica, situaciones complicadas en la historia empresarial, como la expropiación en 2012 de la filial de Red Eléctrica Española en Bolivia, por citar solo un ejemplo cercano, son episodios en los que la inteligencia competitiva puede desempeñar un papel determinante para la disminución de riesgos.

Etiquetas: 000