Empresas

La industria del lujo supone el 4% del PIB europeo

La industria del lujo supone el 4% del PIB europeo

La industria del lujo europea supone ya el 4% del Producto Interior Bruto (PIB) de la región, con una aportación anual cercana a los 800.000 millones de euros, según el informe de ECCIA (European Cultural and Creative Industries Alliance) -que representa a más de 600 marcas de lujo, de alta gama e instituciones culturales de 12 países europeos, entre las que se encuentra la española Círculo Fortuny- co-producido con Bain&Company y presentado este martes 28 de enero en el Parlamento Europeo. La presentación del informe supone la última actividad que Carlos Falcó, Marqués de Griñón, protagonice como presidente de ECCIA, quien cederá el testigo para los próximos dos años a la asociación alemana Meisterkreis.

El estudio muestra la contribución del sector de alta gama a la economía europea y el impulso de un crecimiento económico sostenible, de este modo: Aporta a la economía europea cerca de 800.000 millones de euros en ingresos anuales y representa actualmente el 4 % del PIB europeo; crecimiento de un 32% frente al 12% de crecimiento del PIB Europeo, entre 2014-2018; alcanzó un tamaño de 1.112 mil millones de euros, representando el 72% del mercado mundial de la alta gama, lo que supone un crecimiento del 6% desde 2014; ha empleado a más de 2 millones de personas en Europa y ha creado 300.000 puestos de trabajo en Europa entre 2014 y 2018; sus exportaciones representan el 10 % del total de las exportaciones europeas en 2018.

Más allá del importante peso económico, estos datos evidencian los importantes beneficios sociales y culturales creados por las industrias de lujo y alta gama gracias a las inversiones sustanciales y a un modelo empresarial único. De este modo, cabe señalar que las empresas de alta gama permiten el desarrollo de centros producción y de excelencia en toda Europa, que además de ser actores clave en el liderazgo de la sostenibilidad, desempeñan un papel vital en el apoyo a la artesanía, preservando el legado cultural y social europeo.

Además de este estudio, ECCIA está difundiendo propuestas políticas, en las que pide a los políticos de la Unión Europea que respalden y mejoren la contribución de las industrias culturales y creativas de alto nivel a la economía y a la sociedad. Esto podría lograrse, por ejemplo, a través de las siguientes medidas: Fortaleciendo el marco regulatorio existente en relación con su modelo de distribución selectiva; mayor protección de los derechos de propiedad intelectual online y offline, para luchar de forma más eficaz contra la falsificación; promover e impulsar una formación profesional que permita a los jóvenes adquirir los conocimientos artesanos y culturales que perpetúen el legado europeo de la excelencia, tanto en la producción como en su preservación y mejora; fomentar la sostenibilidad a través de políticas armonizadas, justas y de largo plazo en toda la UE; garantizar un acceso justo a los mercados y facilitar la entrada de turistas extracomunitarios en la Unión Europea y garantizar su fácil circulación por el territorio europeo.

Para el nuevo presidente de ECCIA, el Dr. Andreas Kaufmann -presidente del Consejo de administración de Leica-, “nuestro informe muestra la fortaleza económica de nuestro sector. A través de una inversión sustancial y a largo plazo, nuestras industrias no solo ayudan a crear millones de puestos de trabajo, sino que también actúan como embajadoras de los valores y de la cultura de Europa. En un momento en que la Unión Europea está interesada en reforzar su papel geopolítico, pedimos a los políticos que garanticen el apoyo adecuado de las normas de la UE y que fomenten nuestro modelo empresarial único “.

En respuesta al estudio, Mariya Gabriel, Comisaria de Innovación, Investigación, Cultura, Educación y Juventud, ha declarado que: “Las empresas culturales y creativas de alta gama desempeñan un papel crucial para la preservación de la creatividad y conocimientos de Europa, pero también para el desarrollo de nuestra excelencia industrial. Esto es clave para garantizar tanto nuestra competitividad como la promoción de nuestros valores y patrimonio cultural en todo el mundo.”

El eurodiputado Dr. Christian Ehler, también comentó: “Los resultados claramente indican una contribución esencial de las empresas europeas culturales y creativas de alta gama en nuestra economía, sociedad y cultura. Se necesitan políticas adecuadas y específicas para seguir apoyando al sector y proteger el valor que genera, en particular en el contexto de un mundo cada vez más digitalizado”.

Claudia D’Arpizio, socia de Bain & Company y autora principal del estudio, concluyó lo siguiente: “Tras un crecimiento constante en los últimos años, las empresas europeas de lujo y de alta gama fortalecieron su posición como actor clave en la economía europea, exportando productos de alta gama y conocimientos al resto del mundo”.

Etiquetas: 000000