EconomíaEmpresasFinanzasMercadosOpinión

El Cículo de Empresarios se manifiesta acerca de las medidas del Gobierno frente al Coranovirus

Círculo de Empresarios

El Cículo de Empresarios ha publicado el siguiente artículo acerca de su visión sobre las medidas adoptadas por el Gobierno de España frente a la amenaza social y económica provocada por Covid-19.

La crisis sanitaria a que nos enfrentamos no tiene precedentes, y no podrá ser superada con éxito sin la ejemplar involucración y compromiso que está ya demostrando la sociedad civil. La prioridad debe ser la protección de la salud de los ciudadanos y de los servicios sanitarios necesarios para su atención.

Pero esta crisis ya muestra un significativo impacto sobre la economía, por sus efectos simultáneos sobre la oferta y la demanda y, por tanto, sobre la sociedad. Provocará una rápida e intensa caída de la actividad que pondrá en riesgo la sostenibilidad de negocios y empleos durante un período de tiempo aún difícil de determinar. Las empresas necesitan disponibilidad de financiación para superar esta etapa y flexibilidad para mantener sus plantillas. No podemos permitirnos una crisis de liquidez y solvencia que se transmita a todo el sistema productivo.

A pesar de las dudas iniciales, confiamos en que el Banco Central Europeo asegurará el funcionamiento de la transmisión de la política monetaria y aplicará la suficiente contundencia para afrontar eventuales escaladas de primas de riesgo. Es necesario asegurar que esa inyección de liquidez llegue a las empresas para sostener su actividad durante los momentos difíciles, preservando las constantes vitales del sistema productivo. La línea de avales con garantía del Estado por 100.000 millones de euros anunciada por el gobierno es una buena noticia y debería entrar en funcionamiento lo antes posible. No supone ahora un aumento del gasto público, y permitirá que el volumen de liquidez extraordinario que ofrece el Banco Central Europeo pueda llegar a las empresas superando los controles de solvencia de la banca comercial. Los restantes 100.000 millones de euros anunciados incluyen solo unos 17.000 millones de dinero público.

También desde el Círculo de Empresarios consideramos positivas las medidas de flexibilización de la normativa laboral aprobadas para que las empresas puedan afrontar esta nueva situación limitando el riesgo de reducción de plantillas, especialmente en el caso de los 4,4 millones de asalariados con contratos temporales. En cuanto a los 3,1 millones de autónomos, las medidas aprobadas parecen insuficientes y deberían ser complementadas próximamente. Estas circunstancias nos recuerdan la importancia de mantener un mercado laboral que funcione con la suficiente flexibilidad para hacer frente a crisis sobrevenidas que podrían saldarse con elevadas tasas de mortalidad empresarial y destrucción de empleo.

La moratoria de deudas tributarias por seis meses contribuirá a mejorar la liquidez, pero exigirá un esfuerzo importante para ponerse al día cuando transcurra ese plazo. Quizá habría que considerar algunas medidas extraordinarias de reducción de impuestos y cotizaciones sociales y, por supuesto, aplazar cualquier iniciativa para aumentarlos. En el ámbito laboral y fiscal el gobierno de coalición muestra así, por las circunstancias, un alejamiento de medidas populistas y un viraje hacia otras más realistas que debería mantenerse en el tiempo.

Etiquetas: 00