la economía española del último trimestre registró una variación intertrimestral nula